fifAbI-g_400x400.png?fit=400%2C400&ssl=1

El director general del Ingesa, Alfonso Jiménez Palacios, se ha reunido esta mañana con Comisiones Obreras. El sindicato ha acudido a este encuentro – que se ha celebrado a las 11.00 horas – con un claro objetivo:   reclamar más personal sanitario y administrativo para la ciudad.

En declaraciones a esta casa, Francisco López, secretario general de Comisiones Obreras, ha destacado “el caos” que se ha dado este verano en el Hospital Comarcal como consecuencia de la “fuerte presión asistencial” que se ha registrado.  Asegura que esta situación ha provocado numerosas bajas laborales por estrés y ansiedad.

Al sindicalista no le valen las excusas y recuerda que este año se ha contado con el mismo presupuesto para el capítulo de personal, pero puntualiza que, sin embargo, el número de contrataciones ha sido menor.  López no entiende esta situación y sigue defendiendo que es necesario más personal en “todas las categorías”: desde enfermeros hasta celadores, auxiliares y administrativos.

Comisiones Obreras también ha pedido al director general del Ingesa que realice una encuesta de satisfacción a los trabajadores para que pueda conocer de primera mano la situación.

López alude a descontento del personal sanitario -laboral y eventual- que, al haber trabajado durante todo el verano para cubrir las bajas y vacaciones del resto de sus compañeros no han tenido tiempo de estudiar para la próxima oferta pública de empleo que se celebra en dos semanas. El sindicalista defiende que este hecho va en detrimento de los opositores de Melilla  cuyas condiciones de estudio no han sido las mismas que las del resto de personas que van a desplazarse a la ciudad para examinarse.

Vía Cope Melilla


hospital-comarcal-2014-770x513.jpg?fit=900%2C600&ssl=1

El Sindicato de Enfermería Satse Melilla ha calificado de “caótica” la situación sufrida en los meses de verano en el Hospital Comarcal por la falta de enfermeras y enfermeros y la excesiva presión asistencial motivada por la continua llegada de ambulancias y pacientes procedentes de Marruecos, que pueden llegar a suponer incluso más del 50% de los pacientes atendidos cada día.

SATSE ha subrayado que la grave sobrecarga laboral que han sufrido en estos meses los profesionales de Enfermería que trabajan en el Hospital Comarcal ha perjudicado la atención sanitaria ofrecida a los pacientes y ciudadanos, así como la salud y seguridad de los propios enfermeros y enfermeras.

La organización sindical ha señalado que la escasez de enfermeras y enfermeros en el centro hospitalario se ha visto agravada por la decisión «arbitaria» de los responsables de la Bolsa de Trabajo del INGESA en Melilla. Según SATSE, no se ha permitido que los profesionales que trabajan en la sanidad privada puedan prestar servicios en el INGESA, ya que es el propio Instituto y no la Delegación del Gobierno, el que los declara incompatibles consultando sin el consentimiento de los interesados su vida laboral previo a su nombramiento y vulnerando de esta forma todos los preceptos legales y trámites establecidos en el procedimiento de solicitud de compatibilidad para prestar servicios en una Administración Pública.

Por ello, SATSE se ha dirigido por escrito al director general del INGESA para solicitarle que lleve a cabo las actuaciones necesarias para que los responsables de la Bolsa de Trabajo del INGESA en Melilla cesen en esta forma de proceder porque perjudica tanto a los profesionales de Enfermería de la ciudad como a la atención sanitaria que se presta en el Hospital Comarcal.

Por otro lado, el Sindicato de Enfermería resalta que el servicio de Urgencias del Hospital Comarcal se ha visto saturado en los meses de verano por la continua llegada de ambulancias procedentes de Marruecos, hasta cuatro en un solo día, y de pacientes extranjeros que no cuentan con Seguridad Social, ya que dicho Servicio está pensado y diseñado para atender a los 86.500 habitantes de Melilla y no cuenta con instalaciones y personal suficiente para atender el excesivo volumen de demandas de asistencia sanitaria al que se ha visto sometido.

SATSE ha reiterado la necesidad de que se acabe con el deficit de enfermeras y enfermeros en el Hospital Comarcal y que el INGESA aumente las plantillas para alcanzar una ratio adecuada que permita ofrecer una atencion sanitaria más segura y de mayor calidad a los melillenses durante todo el año.


ramirez-770x488.jpg?fit=770%2C488&ssl=1


jimeno.jpg?fit=770%2C578&ssl=1


sate.jpg?fit=770%2C578&ssl=1


sup.png?fit=307%2C164&ssl=1


Sureste-Seguridad.jpg?fit=415%2C382&ssl=1

Sureste Seguridad considera muy graves las declaraciones realizadas por algunos representantes de UGT, tras las que se esconden el interés oculto del sindicato de presionar a la Administración ante el nuevo concurso público para la adjudicación de servicios de seguridad en la Ciudad. La empresa desmiente categóricamente las afirmaciones realizadas y asegura que puede acreditar el cumplimiento del Convenio Colectivo y las obligaciones en materia de uniformidad, retribuciones, pluses y complementos, así como todas las derivadas del vigente contrato de servicios del que Sureste Seguridad resultó adjudicataria.

Además, recuerda que mantiene una relación fluida con su Comité de Empresa en Melilla, que es quien ostenta la representación legal y la interlocución oficial de los trabajadores de la empresa. El hecho de que las declaraciones de estos representantes de UGT, manifiestamente falsas, dice, se hayan realizado al margen del Comité no viene sino a refrendar que los intereses pudieran ser otros muy diferentes y espurios, por lo que será el propio sindicato quien deba ofrecer las debidas explicaciones.

Ante esta situación, Sureste Seguridad anuncia que ha puesto en manos de sus servicios jurídicos la interposición de cuantas acciones legales resulten pertinentes en defensa de sus intereses y los de la plantilla de profesionales que, en el conjunto de España, alcanzan los 2.500 efectivos.

Vía Cope Melilla


IMG_3154-770x578.jpg?fit=770%2C578&ssl=1

UGT Melilla ha denunciado hoy que la empresa Sureste Seguridad está incumpliendo el pliego de condiciones del contrato adjudicado por la Ciudad Autónoma para prestar servicio en los centros de menores y en determinados puntos críticos. El sindicato asegura que la empresa no ha entregado en tiempo y forma la uniformidad a los trabajadores y no abona en las nóminas pluses y complementos como el de vacaciones, lo que se traduce en una pérdida mensual de unos 240 euros para los empleados.

El secretario del sector de Seguridad Privada de UGT ha detallado que estos incumplimientos se vienen produciendo desde el inicio de la prestación del servicio y que a lo largo de todo este tiempo se han presentado diferentes denuncias ante la Inspección de Trabajo para solventar los problemas. Milud Kaddur ha asegurado que en las nóminas de los trabajadores siempre faltan complementos y que todavía no se les ha pagado un curso de formación de reciclaje realizado en mayo.

Kaddur, que ha señalado que el personal laboral de Sureste Seguridad asciende a unos 190 trabajadores, denuncia que no se cumple lo recogido en el pliego con respecto al turno de noche, compuesto por cinco inspectores y cinco vehículos. Además de recordar que se están desempeñando funciones que no son de su competencia, el sindicalista asegura que los trabajadores no están cobrando determinados servicios que la Ciudad Autónoma sí está abonando a la empresa, como el de armas.

Por su parte, Mohamedi Abdelkader ha comentado que en febrero se comunicó a la empresa que la máquina de rayos X del centro de menores no funcionaba, situación que no ha cambiado a día de hoy, y que los guantes con los que tienen que prestar el servicio no cumplen la normativa. El delegado sindical de UGT asegura que desde la empresa se echan balones fuera recordando que la sede de Sureste Seguridad está en Murcia.

Vía Cope Melilla


IMG-1401-770x578.jpg?fit=770%2C578&ssl=1

UGT ha guardado esta mañana un minuto de silencio en recuerdo del trabajador de Remesa que fallecía ayer como consecuencia de un accidente laboral. Francisco Díaz, secretario general del sindicato, asegura que hoy es un “día triste para todos” y confía en que la investigación que se está llevando a cabo dé sus frutos y se pueda esclarecer lo ocurrido.

El sindicalista ha explicado que este trabajador no era personal de la plantilla habitual de Remesa sino de una empresa subcontratada. En este sentido, Díaz remarca la necesidad de que estos trabajadores tengan una mayor cualificación y formación.

Además, entiende que ambas partes deben reunir todos los planes de riesgos laborales.  UGT mantiene su duda al respecto hasta que así se ratifique tras la investigación que se ha abierto.

Del mismo modo, desde el sindicato se señala que se deberán dar las explicaciones pertinentes sobre el hecho de que la cinta -donde quedó “enganchado” el trabajador- estuviera funcionando ya que, en un principio, debería haber estado parada.

En este sentido, Díaz recuerda que UGT ha denunciado muchas irregularidades que, a su juicio, se estaban cometiendo en Remesa. Si bien es cierto, apunta, que ninguna relacionada con el departamento donde ocurrió este accidente laboral. Insiste el ugetista en mostrar su preocupación por como se está “dilapidando” la ley de prevención de riesgos laborales como consecuencia  de la reforma laboral.

Vía Cope Melilla


866744.jpg?fit=560%2C319&ssl=1

La Asociación Española de Guardias Civiles ha condenado la violencia con la que se ha producido el salto de inmigrantes de esta mañana y reclama para los efectivos que realizan su labor en las fronteras de Ceuta y Melilla que se les dote del material antidisturbios pertinente para para poder defenderse de las agresiones.

La AEGC apunta que “hay un agente al que le han roto la nariz rota como consecuencia del cabezazo que le propino uno de los asaltantes de la valla”. Recuerda que desde su asociación se lleva años denunciando el “enquistamiento de la tensión en la frontera con Marruecos y en el perímetro fronterizo”. Sostiene que los inmigrantes “ya no son solo hombres y mujeres desesperados por buscar un futuro mejor, puesto que esa desesperación se suma una perfecta organización, en la que la violencia es su baza principal para lograr que en cada asalto entre el mayor número de ellos.

Del mismo modo, la Asociación Española de Guardias Civiles, que espera que no vuelvan a producirse episodios como el de hoy, recuerda que no hace ni una semana que se anunció la entrega a Marruecos de material móvil por valor de 26 millones de euros. Se pregunta, en este sentido, si no había ni una pequeña partida presupuestaria para dotar a los guardias de Melilla y de Ceuta del material necesario para su autoprotección y para repeler estos ataques.

Vía Cope Melilla



QUIÉNES SOMOS

En Popular Tv Melilla nos esforzamos cada día por haceros llegar una televisión de calidad. Si tienes alguna pregunta o sugerencia, háznoslo saber. Estaremos encantados de atenderte

CONTACTA CON NOSOTROS

LLÁMANOS



SUCRÍBETE EN NUESTRA WEB

Si deseas recibir automáticamente en tu correo electrónio nuestras noticias y programas, suscríbete. Deja tu correo electrónico y te llegarán todas las noticias de manera inmediata.