hospital-comarcal-2014-770x513.jpg?fit=900%2C600&ssl=1

El Sindicato de Enfermería SATSE reclama al INGESA que posibilite el acceso voluntario a la jubilación parcial y anticipada para las enfermeras y enfermeros que trabajan en el Hospital Comarcal, Centros de Salud, Dispositivos de Urgencias y otros ámbitos de la atención sanitaria del INGESA, sin que conlleve ninguna pérdida económica.

SATSE justifica esta reclamación en las condiciones laborales especialmente duras y penosas que sufren todas las enfermeras y enfermeros del INGESA a lo largo de su trayectoria profesional. Entre otras, destaca el trabajo a turnos, de noche o en fin de semana, las rotaciones o las guardias, así como la permanencia en centros y servicios particularmente difíciles y penosos, sin olvidar los riesgos latentes inherentes a su labor profesional. Todas estas situaciones, atendiendo a numerosos estudios científicos que lo demuestran, favorecen el deterioro de la salud de los profesionales y la aparición de enfermedades, como el cáncer, trastornos gastrointestinales, procesos cardiovasculares, etcétera.

Unas gravosas condiciones laborales que, a juicio de la organización sindical, conllevan un innegable desgaste y deterioro físico y psíquico que se va acrecentando con el paso de los años y que claramente justifica que aquel enfermero o enfermera que así lo desee pueda optar por jubilarse antes de la edad estipulada en la actualidad o que, si lo entiende más pertinente, lo haga de manera parcial y pueda seguir trabajando, aunque menos horas de las que le correspondería. Al respecto de la jubilación, SATSE respeta escrupulosamente la legítima reivindicación del colectivo médico para jubilarse a los 70 años, pero destaca que, por el contrario, a las enfermeras, a pesar de que sus especiales condiciones laborales agravan y acrecientan su penosidad laboral durante años, se les impiden, a pesar de la necesidad más que justificada, poder jubilarse a los 60 años, sin pérdida retributiva, al igual que otros profesionales de otros sectores que incluso lo pueden hacer a partir de los 55 años.

SATSE, insiste en que dicha circunstancia no debe conllevar ningún tipo de pérdida económica para el profesional afectado, ya que, de ser así, supondría un inconveniente decisivo en la mayoría de los casos que condicionaría que la enfermera o enfermero no pudiese dar el paso deseado.

El Sindicato de Enfermería considera que, además de beneficiar a la enfermera o enfermero que lleva 35 ó 40 años o más trabajando en condiciones especialmente duras, la jubilación parcial y anticipada posibilitaría la contratación de nuevos profesionales en INGESA.

Además del acceso voluntario a la jubilación parcial y/o anticipada, SATSE, por otro lado, defiende la implantación de un ‘Itinerario Laboral’ en el INGESA que contemple medidas concretas que conlleven una mejora progresiva de las condiciones de trabajo de las enfermeras y enfermeros a lo largo de su vida laboral.

La reducción individual del número de fines de semana, noches o guardias anuales a trabajar en función de determinados criterios o un estudio exhaustivo de los puestos de trabajo, con la correspondiente catalogación de los que tienen menor carga asistencial o de trabajo, son algunas de las medidas que la organización sindical entiende que, además de mejorar las condiciones laborales de los profesionales, propiciarían una atención más segura y de mayor calidad a los ciudadanos y pacientes, lo cual permitiría que una Enfermera desde que comienza su vida laboral hasta que se jubila, no se vea sometida ininterrumpidamente a la misma presión, desgaste y sufrimiento físico y psíquico sin posibilidad de mejora al respecto, durante toda su vida laboral.

IMG_6220-770x578.jpg?fit=770%2C578&ssl=1

IMG-6332-e1572351929201-770x1027.jpg?fit=770%2C1027&ssl=1

IMG_6197-770x578.jpg?fit=770%2C578&ssl=1

IMG_5633-770x578.jpg?fit=770%2C578&ssl=1

73323478_1529306033891714_824576189745070080_o.jpg?fit=1200%2C675&ssl=1

La AMPA Kahina del CEIP Juan Caro asegura que tanto la Dirección Provincial del Ministerio de Educación como la Dirección del Colegio dejaron ayer «en la calle» a las familias y los niños del centro que iban a realizar una actividad organizada por la Federación de Asociaciones de Mades y Padres (FAMPA Melilla) y SEO Bird Life Melilla. Este es el escrito que nos envían:

Increíble pero cierto. La amenaza ejercida por el director del Colegio Juan Caro Romero de Melilla, Alfonso Zafra, de evitar la realización de una actividad familiar en el centro en la tarde de ayer miércoles, se convirtió en realidad con la indispensable colaboración del director provincial del Ministerio, Juan Ángel Berbel, y especialmente el inspector jefe, Miguel Heredia.

Así, el centro educativo estuvo cerrado a cal y canto impidiendo la celebración del anunciado taller de la AMPA ‘Kahina’ del centro, con la colaboración de la agrupación local de SEO Bird Life Melilla y la Federación de AMPA de Melilla.

La actividad estaba oficialmente comunicada días atrás y ya estaba todo preparado. Sin embargo, el martes la AMPA recibió un correo de la dirección del centro, indicando que se prohibía la celebración del mismo porque según la Unidad de Programas Educativos (UPE) del Ministerio de Educación, ésta carecía de “representantes legales”.

En la mañana de ayer, componentes de la AMPA tuvieron que desplazarse a la Dirección Provincial para evidenciar el error, ya que como todas las Asociaciones de Madres y Padres de Melilla, existe un registro oficial de las personas que conforman la Junta Directiva. En este caso, la misma se encuentra en periodo de renovación, como es común a las AMPA cada mes de septiembre en todo el país, y aún no está actualizada del todo en la Dirección Provincial pero obviamente, de acuerdo a ley, no incapacita al resto de la Junta Directiva y la AMPA en sí a seguir funcionando y prestando un servicio gratuito a las familias del centro.

Sin embargo, de forma despótica e incomprensible, esta circunstancia ha servido de excusa para “blindar” el colegio de forma que se ha dejado a niños y familias literalmente en la calle. Unos centros educativos que especialmente en los centros periféricos deberían estar abiertos y dinamizados para toda la comunidad escolar y del barrio, se convierten por el autoritarismo miope de quienes tienen el mandato ciudadano de servir a la ciudadanía, en “búnkeres”.

De forma sorprendente, la Dirección Provincial del Ministerio y la dirección del colegio han puesto todo su énfasis en impedir que desarrolle esta actividad familiar, haciendo gala de una actitud impropia de unos servidores públicos en el siglo XXI, llegando incluso a comunicar a la Delegación del Gobierno que se desplazaran dos unidades de la Policía Nacional y una más de la Policía Secreta ante la previsión de que se produjeran disturbios de gravedad, según informaron fuentes policiales a las representantes de la AMPA. Resulta realmente sorprendente que sea completamente imposible contar con dotaciones policiales en la entrada y la salida de los colegios, con el peligro que suponen los coches, a pesar de las múltiples peticiones y luego se disponga “alegremente” un dispositivo porque unas madres quieren hacer con sus hijos una actividad en un centro educativo.

Una Inspección Educativa que no ejerce su labor y no cuenta con un solo plan de mejora de la educación en Melilla después de décadas en el puesto y sobre la que pesan numerosas denuncias de familias por irregularidades en escolarización; una Dirección Provincial inoperante que tiene en un estado paupérrimo la educación en Melilla con unas ratios ilegales, con falta de colegios, de becas y de ayudas a las familias, ahora resulta que el principal problema que tienen es que se celebre un taller entre madres e hijos para hacer nidos de madera para ser dispuestos por el colegio de cara a la época de anidación.

Este no es más que un botón de muestra de la deriva de la educación en nuestra ciudad y explica gran parte de cómo se encuentra Melilla en la actualidad.

De hecho, esta falta de colaboración por parte de algunos centros con sus AMPA, donde se han registrado gritos y menosprecios en público, fue denunciada a los representantes ministeriales que se desplazaron a nuestra ciudad la semana pasada.

El compromiso del propio director provincial, Juan Ángel Berbel, en aquella reunión fue de intentar que por el cumplimiento de la legislación que impulsa a las Asociaciones de Madres y Padres y el bien del sistema educativo, se instara a las direcciones de los centros a trabajar más colaborativamente con las AMPA. Sin embargo, unos días más tarde, nos encontramos con ejemplos como este, de venganza y abuso de poder ante la legítima actuación ante un hecho tan nimio como el presente, con candados, cerrojos y policías nacionales.

En todo caso, a pesar de la situación insólita y bochornosa creada por la administración educativa, las familias se pusieron con el monitor a la puerta del colegio sentadas en escalones a realizar a la actividad, a pesar de la inclemencia climatológica. Todo ha transcurrido con la normalidad que se ha podido gracias a la pericia del maestro-monitor, excepto por la irrupción de un hombre en estado de embriaguez que se ha puesto violentamente a lanzar botellas de cristal contra las familias con un peligro evidente. Lamentablemente se había marchado ya la policía ante la flagrante inutilidad de su presencia.

Desde la AMPA Kahina del CEIP Juan Caro Romero se lamenta enormemente esta insólita actuación de la Dirección Provincial y la dirección del colegio, por lo que además de realizar una queja escrita al Ministerio de Educación en Madrid y realizar la consulta a Delegación de Gobierno sobre cómo es posible que se hayan tomado este tipo de decisiones con el entorpecimiento injustificado a la importante labor de la Policía que tiene constantemente en nuestra ciudad, se estudiarán otras posibles acciones a realizar al efecto. También quiere agradecer la comprensión mostrada por las unidades de la Policía Nacional que han desplazado a la puerta del centro.

72777058_1529372167218434_2389710698163732480_n.jpg?fit=960%2C720&ssl=1

CSIF Educación critica que todavía no haya empezado a funcionar el transporte escolar del CEE Reina Sofía. «Es increíble a la fecha a las que estamos y siga sin funcionar», señalan desde el sindicato, después de que la Dirección Provincial de Educación informase ayer de que el lunes 28 la COA empezará a prestar ese servicio.

CSIF considera que el servicio debería haber empezado el 9 de septiembre, que fue el día que comenzó el curso, y añade que muchos alumnos están perdiendo el curso por no poder desplazarse al centro. «Volvemos a insistir en que son niños de movilidad reducida a los que muchos padres no pueden llevar porque el sitio es de gran dificultad para aparcar», señala ael sindicato.

CSIF Educación apoya las concentraciones que se están llevando a cabo a las puertas del colegio y adelanta que mañana viernes a las 9.00 horas, que habrá una nueva concentración convocada por la AMPA del centro, volverán a estar.

El sindicato pide a los ciudadanos que se acerquen a la concentración. «Nos llega la pesadilla que están pasando estos padres del CEE Reina Sofía por no llevar a sus hijos al colegio y también la preocupación por parte de los docentes por no tener a sus alumnos».

Desde CSIF Educación exigen una pronta solución al transporte adaptado del CEE Reina Sofía y que esta pesadilla no se vuelva a repetir en años venideros. También decimos que la Administración docente debe propiciar una educación de calidad y estar con las personas más desfavorecidas.

Vía Onda Cero Melilla
parque-forestal.jpg?fit=550%2C366&ssl=1

IMG_4930-770x578.jpg?fit=770%2C578&ssl=1


QUIÉNES SOMOS

En Popular Tv Melilla nos esforzamos cada día por haceros llegar una televisión de calidad. Si tienes alguna pregunta o sugerencia, háznoslo saber. Estaremos encantados de atenderte

CONTACTA CON NOSOTROS

LLÁMANOS



SUCRÍBETE EN NUESTRA WEB

Si deseas recibir automáticamente en tu correo electrónio nuestras noticias y programas, suscríbete. Deja tu correo electrónico y te llegarán todas las noticias de manera inmediata.