El director provincial del Ministerio de Educación, Juan Ángel Berbel, ha anunciado que el tanto el transporte escolar adaptado como el no adaptado empezará a funcionar “como muy tarde este lunes”.

El socialista ha comentado que este jueves tuvo la oportunidad de hablar con las dos empresas que van a suministrar el servicio, la Cooperativa Ómnibus de Autobuses y Vectalia, empresas que le comentaron que tenían un problema para adjuntar uno de los documentos

Tras finalizar el plazo para el transporte acompañado, la Dirección Provincial de Educación ha comprobado en la plataforma de Contratos del Sector Público que ya se ha subido esa documentación y pueden empezar, si lo estiman oportuno, este mismo miércoles, o como muy tarde, el lunes empezarán ambos transportes

Concretamente en el caso del transporte adaptado, Berbel ha comentado que tienen que mandar el vehículo de la península. Señala que lo han metido en taller, en carrocería, “para ajustar el número de plazas para que el número de sillas disponibles sea mayor de 4 que era como estaba preparado”. De esta forma, si lo han acondicionado a seis u ocho sillas, se podrá abreviar el número de trayectos y agilizar   la llevaba y la recogida de esos alumnos.

Vía Cope Melilla

JABerbel_2-770x513.jpg?fit=770%2C513&ssl=1

A partir de mañana, los profesores interinos podrán retirar de la Dirección Provincial de Educación un certificado que acredita que prestan servicio activo en la Administración pública. Con este documento, y con una copia de su toma de posesión, deberán ir a la entidad bancaria (al BBVA, que es la entidad que libera el dinero vía Ministerio) para que se les abone el retraso que han experimentado en sus nóminas desde el inicio del curso escolar.

Es una noticia que ha confirmado el director provincial, Juan Ángel Berbel, hoy mismo. El socialista asegura que el banco no va a poner ningún tipo de problema para abonar la partida correspondiente a los docentes -en concepto de adelanto de nómina- porque entiende que la cuantía está liberada por parte del Ministerio de Educación y que el retraso registrado se ha debido a un problema de organización interna.

Respecto a esta demora, el director provincial de Educación ha explicado que una de las personas que se encargaba de gestionar las nóminas   ha fallecido mientras que la otra ha caído enferma y tiene una baja de larga duración. Esta situación ha provocado que se hayan tenido que formar a otros dos funcionarios, algo que requiere de tiempo y ha retrasado todo el proceso de pago.

El único problema que puede darse, explica Berbel, alude a los interinos   cuya cuenta se haya quedado al descubierto, ya que tendrán que abonar una serie de intereses al banco.

Otra de las opciones que se ha barajado con la directora de la sucursal pasaba por hacer un dictado conjunto y mandarlo a la central, al Ministerio, pero se descartó porque esta vía iba a tardar unos 20 o 25 días y, además, para el mes de noviembre todos los funcionarios van a entrar en nómina.

Vía Cope Melilla

EH9O4cwXYAA5Dq0-770x578.jpg?fit=770%2C578&ssl=1

IMG-6192-770x578.jpg?fit=770%2C578&ssl=1

Joan Casares, presidente de la Asociación de Madres y Padres de los alumnos del Centro de Educación Especial Reina, no entiende que los responsables del Ministerio de Educación -que se desplazaron la semana pasada a la ciudad- “no hayan tenido la delicadeza ni la cortesía de reunirse” con la Ampa y hayan visitado estas instalaciones por su cuenta.

Casares entiende que todavía quedan por solucionar muchas cuestiones. Aunque ya se ha puesto en marcha el servicio de comedor y se ha comentado que el transporte escolar comenzará el lunes, lo cierto es «que es necesario reforzar la plantilla de cuidadores, contar con más fisioterapeutas y con una enfermera más».

Por todo lo expuesto, Casares aprovechó el encuentro “protocolario” que los socialistas sí mantuvieron con la Federación de Asociaciones de Madres y Padres (FAMPA), entidad de la que es miembro, para exponerle los problemas del Reina Sofía. En este sentido, denuncia el trato que se le dio y los comentarios pocos afortunados que hicieron los responsables ministeriales que, a su juicio, buscaban la confrontación.

El presidente de la AMPA, que asegura que el Ministerio de Educación desconocía la mala situación en la que se encontraba el centro, ha comentado que la idea de la Administración central es ofertar ahora como servicio, y no como beca, la prestación de comedor y transporte. Casares ha mostrado su sorpresa por esta decisión y se pregunta por qué no se ha hecho antes así, habida cuenta de los problemas que se daban año tras año. Recuerda que el ministerio “siempre” ha rechazado esta propuesta.

Casares, que reconoce que salió de la reunión “muy decepcionado”, le reprocha a la Administración que haya permitido el “maltrato” a los alumnos, a los padres y a los docentes  del centro y denuncia que no se cese al director provincial de Educación, Juan Ángel Berbel, por permitir esta situación.

Respecto al transporte escolar, asegura que la COA -empresa adjudicataria del servicio- ha comenzado a llamar a los padres de los estudiantes para comprobar los datos, pero no se les ha confirmado una fecha para el inicio de la ruta.

Respecto al personal del centro, puntualiza que el director provincial de Educación ha solicitado al ministerio que se equipare la plantilla de Melilla a la de Ceuta. Sin embargo, Casares remarca que la Ampa no quiere esto sino “que se cumpla la ley” y que se contraten a cuantos profesionales requiere el centro, esto es, 20 cuidadores activos, 2 fisioterapeutas y una enfermera más.

Vía Cope Melilla

73323478_1529306033891714_824576189745070080_o.jpg?fit=1200%2C675&ssl=1

La AMPA Kahina del CEIP Juan Caro asegura que tanto la Dirección Provincial del Ministerio de Educación como la Dirección del Colegio dejaron ayer «en la calle» a las familias y los niños del centro que iban a realizar una actividad organizada por la Federación de Asociaciones de Mades y Padres (FAMPA Melilla) y SEO Bird Life Melilla. Este es el escrito que nos envían:

Increíble pero cierto. La amenaza ejercida por el director del Colegio Juan Caro Romero de Melilla, Alfonso Zafra, de evitar la realización de una actividad familiar en el centro en la tarde de ayer miércoles, se convirtió en realidad con la indispensable colaboración del director provincial del Ministerio, Juan Ángel Berbel, y especialmente el inspector jefe, Miguel Heredia.

Así, el centro educativo estuvo cerrado a cal y canto impidiendo la celebración del anunciado taller de la AMPA ‘Kahina’ del centro, con la colaboración de la agrupación local de SEO Bird Life Melilla y la Federación de AMPA de Melilla.

La actividad estaba oficialmente comunicada días atrás y ya estaba todo preparado. Sin embargo, el martes la AMPA recibió un correo de la dirección del centro, indicando que se prohibía la celebración del mismo porque según la Unidad de Programas Educativos (UPE) del Ministerio de Educación, ésta carecía de “representantes legales”.

En la mañana de ayer, componentes de la AMPA tuvieron que desplazarse a la Dirección Provincial para evidenciar el error, ya que como todas las Asociaciones de Madres y Padres de Melilla, existe un registro oficial de las personas que conforman la Junta Directiva. En este caso, la misma se encuentra en periodo de renovación, como es común a las AMPA cada mes de septiembre en todo el país, y aún no está actualizada del todo en la Dirección Provincial pero obviamente, de acuerdo a ley, no incapacita al resto de la Junta Directiva y la AMPA en sí a seguir funcionando y prestando un servicio gratuito a las familias del centro.

Sin embargo, de forma despótica e incomprensible, esta circunstancia ha servido de excusa para “blindar” el colegio de forma que se ha dejado a niños y familias literalmente en la calle. Unos centros educativos que especialmente en los centros periféricos deberían estar abiertos y dinamizados para toda la comunidad escolar y del barrio, se convierten por el autoritarismo miope de quienes tienen el mandato ciudadano de servir a la ciudadanía, en “búnkeres”.

De forma sorprendente, la Dirección Provincial del Ministerio y la dirección del colegio han puesto todo su énfasis en impedir que desarrolle esta actividad familiar, haciendo gala de una actitud impropia de unos servidores públicos en el siglo XXI, llegando incluso a comunicar a la Delegación del Gobierno que se desplazaran dos unidades de la Policía Nacional y una más de la Policía Secreta ante la previsión de que se produjeran disturbios de gravedad, según informaron fuentes policiales a las representantes de la AMPA. Resulta realmente sorprendente que sea completamente imposible contar con dotaciones policiales en la entrada y la salida de los colegios, con el peligro que suponen los coches, a pesar de las múltiples peticiones y luego se disponga “alegremente” un dispositivo porque unas madres quieren hacer con sus hijos una actividad en un centro educativo.

Una Inspección Educativa que no ejerce su labor y no cuenta con un solo plan de mejora de la educación en Melilla después de décadas en el puesto y sobre la que pesan numerosas denuncias de familias por irregularidades en escolarización; una Dirección Provincial inoperante que tiene en un estado paupérrimo la educación en Melilla con unas ratios ilegales, con falta de colegios, de becas y de ayudas a las familias, ahora resulta que el principal problema que tienen es que se celebre un taller entre madres e hijos para hacer nidos de madera para ser dispuestos por el colegio de cara a la época de anidación.

Este no es más que un botón de muestra de la deriva de la educación en nuestra ciudad y explica gran parte de cómo se encuentra Melilla en la actualidad.

De hecho, esta falta de colaboración por parte de algunos centros con sus AMPA, donde se han registrado gritos y menosprecios en público, fue denunciada a los representantes ministeriales que se desplazaron a nuestra ciudad la semana pasada.

El compromiso del propio director provincial, Juan Ángel Berbel, en aquella reunión fue de intentar que por el cumplimiento de la legislación que impulsa a las Asociaciones de Madres y Padres y el bien del sistema educativo, se instara a las direcciones de los centros a trabajar más colaborativamente con las AMPA. Sin embargo, unos días más tarde, nos encontramos con ejemplos como este, de venganza y abuso de poder ante la legítima actuación ante un hecho tan nimio como el presente, con candados, cerrojos y policías nacionales.

En todo caso, a pesar de la situación insólita y bochornosa creada por la administración educativa, las familias se pusieron con el monitor a la puerta del colegio sentadas en escalones a realizar a la actividad, a pesar de la inclemencia climatológica. Todo ha transcurrido con la normalidad que se ha podido gracias a la pericia del maestro-monitor, excepto por la irrupción de un hombre en estado de embriaguez que se ha puesto violentamente a lanzar botellas de cristal contra las familias con un peligro evidente. Lamentablemente se había marchado ya la policía ante la flagrante inutilidad de su presencia.

Desde la AMPA Kahina del CEIP Juan Caro Romero se lamenta enormemente esta insólita actuación de la Dirección Provincial y la dirección del colegio, por lo que además de realizar una queja escrita al Ministerio de Educación en Madrid y realizar la consulta a Delegación de Gobierno sobre cómo es posible que se hayan tomado este tipo de decisiones con el entorpecimiento injustificado a la importante labor de la Policía que tiene constantemente en nuestra ciudad, se estudiarán otras posibles acciones a realizar al efecto. También quiere agradecer la comprensión mostrada por las unidades de la Policía Nacional que han desplazado a la puerta del centro.

72777058_1529372167218434_2389710698163732480_n.jpg?fit=960%2C720&ssl=1

CSIF Educación critica que todavía no haya empezado a funcionar el transporte escolar del CEE Reina Sofía. «Es increíble a la fecha a las que estamos y siga sin funcionar», señalan desde el sindicato, después de que la Dirección Provincial de Educación informase ayer de que el lunes 28 la COA empezará a prestar ese servicio.

CSIF considera que el servicio debería haber empezado el 9 de septiembre, que fue el día que comenzó el curso, y añade que muchos alumnos están perdiendo el curso por no poder desplazarse al centro. «Volvemos a insistir en que son niños de movilidad reducida a los que muchos padres no pueden llevar porque el sitio es de gran dificultad para aparcar», señala ael sindicato.

CSIF Educación apoya las concentraciones que se están llevando a cabo a las puertas del colegio y adelanta que mañana viernes a las 9.00 horas, que habrá una nueva concentración convocada por la AMPA del centro, volverán a estar.

El sindicato pide a los ciudadanos que se acerquen a la concentración. «Nos llega la pesadilla que están pasando estos padres del CEE Reina Sofía por no llevar a sus hijos al colegio y también la preocupación por parte de los docentes por no tener a sus alumnos».

Desde CSIF Educación exigen una pronta solución al transporte adaptado del CEE Reina Sofía y que esta pesadilla no se vuelva a repetir en años venideros. También decimos que la Administración docente debe propiciar una educación de calidad y estar con las personas más desfavorecidas.

Vía Onda Cero Melilla
MARCHA-AMPA-CEE-REINA-SOFIA-101019.jpg?fit=640%2C480&ssl=1

La Federación de AMPA de Melilla (FAMPA Melilla) ha vuelto a insistir en las graves carencias estructurales del sistema educativo melillense ante la directora general de Evaluación y Cooperación Territorial del Ministerio de a Educación y Formación Profesional desplazada a nuestra ciudad.

En la reunión mantenida, en la que también estuvo presente el director provincial, Juan Ángel Berbel, se expusieron cuestiones como la necesidad de un Consejo Escolar de Melilla; un mejor sistema de becas y ayudas con mayor financiación; el apoyo decidido a las AMPA en los centros; la necesidad de más y mejores infraestructuras; contar con más personal docente y no docente; las irregularidades denunciadas en la Escolarización año tras año, etc.

La actitud de los representantes ministeriales fue de escucha y de promesa de atender paulatinamente a las demandas de las familias de escolares, que exigen ya concreción vía Presupuestos Generales del Estado 2020, negociaciones con la CAM y acción efectiva sobre un calendario, habida cuenta del “olvido estructural que ha relegado a nuestra ciudad a ocupar los últimos lugares en todos los listados de éxito educativo de nuestro país. Ya es insuficiente el nivel de simple interlocución y se precisan medidas contundentes y constatables”, señala la FAMPA en nota de prensa.

La primera de las reivindicaciones históricas con las que se empezaría a trazar líneas de actuación y solución es la necesidad de un Consejo Escolar de Melilla, con sede en la Dirección Provincial del MEFP, que es quien tiene las competencias. Para ello, se solicitó la inmediata creación de una Comisión de Estudio, con la participación de toda la comunidad educativa y un calendario fijado. Además, se anunció la petición de inclusión en todos los programas políticos de quienes se presentan por Melilla, además de solicitar la implicación del Consejo Escolar del Estado en la cuestión, así como el estudio de la inclusión en la futura ley educativa de una mención al efecto.

Como se ha hecho público desde la fundación de FAMPA Melilla hace 3 años, se sigue exigiendo la implementación de un Plan de choque para la Educación en Melilla, a partir de una Evaluación Participativa con toda la Comunidad Educativa del estado de nuestra Educación, que suponga el establecimiento de un calendario de acciones con expresa financiación en los Presupuestos Generales del Estado año tras año hasta revertir la situación lo antes posible.

Esta situación es evidentemente notoria en el caso de los centros públicos, cuyas instalaciones y circunstancias, además de la escolarización que reciben, han supuesto la denuncia aprobada en el Consejo Escolar del Estado de nuestra situación como la ciudad con mayor desigualdad educativa del país, especialmente del sector público. “La apuesta del Ministerio de Educación por la escuela pública debe ser incuestionable y demostradamente evidenciada en todo tipo de medidas. Independientemente de las medidas MEFP-CAM que se llevan a cabo desde hace años, la realidad es obstinada y no hay una mejoría evidente: Falta una evaluación integral, falta convocar a participar a los sectores implicados, falta más y mejor financiación”.

En ese sentido, volvieron a ponerse encima de la mesa problemas históricos como la necesidad de más centros, mejorar los existentes con actuaciones evaluadas y priorizadas públicamente; incrementar la plantilla de docentes en más de 200; el incremento de personal no docente (de forma muy inmediata en el Centro de Educación Especial Reina Sofía), produciéndose un estudio (al igual que en el profesorado) de la distribución actual por si se puede optimizar; la necesidad de una actuación urgente sobre los contratos de limpieza y mantenimiento que dependen de alguna forma del MEFP, empezando por el IES Enrique Nieto, como también se hará con la CAM en el caso de los centros de Primaria e Infantil.

Por otro lado, se solicitó al MEFP la inclusión en todas aquellas cuestiones, grupos de trabajo y similares en los que la presencia de la representación de las familias de escolares es necesaria (como la negociación del calendario escolar), como sucede en cualquier lugar de España. Del mismo modo, la petición expresa de que las Direcciones de los centros apoyen, colaboren, estimulen y potencien a las AMPA en sus centros, evitándose determinados comportamientos por parte de algunos equipos directivos de determinados centros, en una dirección completamente opuesta al sentido común y la legalidad.

Otro punto esencial de las reivindicaciones de las familias de escolares es el asunto de becas y ayudas al estudio, económicas, de comedor y de transporte, que en el caso del adaptado para alumnado con necesidades educativas especiales, ha sido uno de los puntos esenciales de protesta pública en este inicio de curso. Por ello, se ha exigido la inmediata solución para el curso 2020/2021 de todos los históricos problemas con respecto a estas becas y ayudas (y por tanto servicios) que a día de hoy están limitando o impidiendo el acceso a la educación de decenas de niños y niñas en Melilla.

Seguidamente, se abordó el tema de instaurar un programa para la sucesiva dotación de comedores en todos los centros de Primaria, equiparándonos lo antes posible a la realidad en Ceuta. En la actualidad hay un solo comedor, cuando hay 8 en la ciudad hermana. Hay dos propuestas ya sobre la mesa por parte de las familias: las familias del CEIP Juan Caro Romero y el CEIP España ya lo han solicitado y la petición entra en consonancia directa con los programas políticos del partido que ostenta actualmente la responsabilidad en el MEFP, el PSOE.

La reunión finalizó con una nueva llamada a afrontar la “gravísima” situación de la escolarización. Por un lado, se volvió a insistir en la necesidad de escolarizar a todo el alumnado que tenga derecho a ello, al mismo tiempo que exigen que la legislación sobre calidad de la enseñanza se cumpla con medidas adicionales porque las ratio son completamente inasumibles.

De igual modo, que se emplee una atención rigurosa y transparente a la Comisión de Garantías de la Admisión, de acuerdo a ley, que año tras año recibe múltiples denuncias por parte de familias que exponen cómo en determinados centros se escolariza “a dedo” a determinadas niñas y niños, siendo incomprensiblemente pobre la respuesta de la Dirección Provincial del MEFP a sus demandas y obligando a las familias que quieren ejercer sus derechos y velar por el debido proceso a acudir a la justicia ordinaria, que como sabemos hace tiempo que las decisiones políticas convirtieron en no gratuita.

Por parte de las familias de escolares melillenses se ha hecho evidente las estructurales dificultades de nuestro sistema educativo, la falta de una evaluación integral, la necesidad de modificar las actuales medidas insuficientes e ineficaces por un plan integral suficientemente financiado y que el MEFP termine con lustros de abandono efectivo de la compleja situación educativa de nuestra ciudad.

Vía Onda Cero Melilla
PHOTO-2019-10-09-11-40-01-2-770x433.jpg?fit=770%2C433&ssl=1

CSIF reclama al Ministerio de Educación y Formación Profesional un plan integral para acabar con los problemas y deficiencias que viene arrastrando en los últimos años el instituto Enrique Nieto. El sindicato recuerda que no es una situación aislada sino un problema endémico en el sistema educativo local.

A los problemas de limpieza en el centro, suma CSIF las ratios ilegales. Así, detalla que de las 25 aulas de la ESO, 11 superan el límite establecido por ley. En el caso de Bachillerato, 9 de los 12 grupos superan también lo permitido. El sindicato adelanta que la previsión de apertura de un nuevo centro el curso que viene no solventará este problema.

De igual forma, denuncia que el mobiliario está obsoleto y es insuficiente y exige a la Administración que dote del material necesario a las instalaciones del centro. También critica que los alumnos del IES Enrique Nieto que necesitan con un profesor de Audición y Lenguaje y un fisioterapeuta no cuenten todavía con estos profesionales.

Así las cosas, CSIF pone de manifiesto también las condiciones precarias en las que trabajan los docentes y el resto de personal en estas instalaciones, sin aire acondicionado, con cortes de luz y problemas con los equipos informáticos, difíciles de reparar o cambiar si no hay dotación económica suficiente.

Vía Cope Melilla

EOI-30º-ANIVERSARIO-LOGO-002-770x683.png?fit=770%2C683&ssl=1

IMG_4935-770x578.jpg?fit=770%2C578&ssl=1


QUIÉNES SOMOS

En Popular Tv Melilla nos esforzamos cada día por haceros llegar una televisión de calidad. Si tienes alguna pregunta o sugerencia, háznoslo saber. Estaremos encantados de atenderte

CONTACTA CON NOSOTROS

LLÁMANOS



SUCRÍBETE EN NUESTRA WEB

Si deseas recibir automáticamente en tu correo electrónio nuestras noticias y programas, suscríbete. Deja tu correo electrónico y te llegarán todas las noticias de manera inmediata.