De “magnífico y espectacular” ha calificado el consejero de Coordinación y Medio Ambiente   el índice de siniestralidad vial que se ha registrado en el primer semestre de 2018, ya que se reduce, en comparación con el mismo periodo del año pasado, en un 29,5 por ciento. Este porcentaje se traduce en el hecho de que durante los primeros seis meses de este ejercicio se ha registrado un total de 184 accidentes frente a los 261 de 2017.

Además de destacar el descenso que se ha dado en los datos interanuales, el popular indica que la siniestralidad vial desciende en un 38,25 por ciento desde que el Partido Popular inició esta legislatura. A juicio de Quevedo, estos datos ponen de manifiesto que las actuaciones y obras que se están llevando a cabo desde la Ciudad Autónoma para calmar el tráfico “están dando resultados”.

En cuanto al número de víctimas, el consejero ha apuntado que también se observa una disminución.  Matiza que en 2017 fueron 368 mientras que este año 252, lo que supone una bajada del 31, 52 por ciento.

A la hora de analizar estos datos, el popular cree que hay que tener en cuenta las características singulares que se dan en Melilla y no en otras ciudades del país como sus kilómetros cuadrados, la enorme densidad de tráfico que hay o el hecho de que, según las compañías de seguros, se presenten muchas denuncias falsas sobre accidentes de tráfico que nunca llegan a producirse.

Lo que tiene claro Quevedo es que esta disminución en el índice de siniestralidad no solo supone que haya menos accidentes de tráfico ya que, a su entender, influye en otros aspectos como  en la reducción de la contaminación y, en general, en la mejora de la calidad de vida de todos los melillenses. Por todo lo expuesto, hace un llamamiento para que siga respetando las normas de circulación viarias.

Vía Cope Melilla