Marruecos-Inmigracion-Melilla-Fronteras-Protestas_sociales-Espana_256984300_51600870_1024x576-770x433.jpg?fit=770%2C433&ssl=1

Jesús Ruiz Barranco ha reconocido esta mañana que no está nada de acuerdo con lo dicho por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) que ha comentado que la “frontera terrestre de Melilla se ha hecho prácticamente inaccesible”.

En declaraciones a esta casa, el secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP) cree que si esto fuera cierto no pasarían todos los días inmigrantes irregulares a la ciudad, tanto marroquíes como de otras nacionalidades. Subraya que la de Melilla es “una frontera suave”.

El SUP reconoce que Marruecos está realizando “cierto bloqueo” al otro lado de la frontera, aliviando así la presión migratoria que habitualmente sufre Melilla. Entiende que tanto España como la Unión Europea deben reunirse con el país vecino para que siga colaborando en el control de estos flujos y en la lucha contra las mafias que trafican con seres humanos.

Jesús Ruiz Barranco recuerda los vaivenes del reinó alauita que “un día te da una cosa y al otro te la quita”. Señala que ya se ha observado que cuando Marruecos se relaja o hace dejación de funciones, en lo que respecta al control la inmigración irregular, las entradas de indocumentados aumentan, ya sea a través de pateras, de saltos a la valla, de coches kamikazes o mediante dobles fondos que se construyen en los vehículos y donde se esconden los inmigrantes.

Vía Cope Melilla


62256882_1360115994144053_2953258644176633856_n.jpg?fit=960%2C720&ssl=1

La Delegación del Gobierno confirmó ayer que de momento solo se ha admitido a trámite la solicitud de asilo de uno de los 34 inmigrantes varones que el pasado 3 de junio fueron trasladados a Melilla tras desembarcar de madrugada en Chafarinas.

Después de que la activista Helena Maleno denunciara que España estaba devolviendo a Marruecos a esos 34 inmigrantes, la Delegación del Gobierno asegura que los trámites legales no han concluido y que aún caben medidas judiciales.

Maleno, de la oenegé Caminando Fronteras, afirma que esos inmigrantes se encuentran ahora mismo en los calabozos de la Policía y que hay organizaciones trabajando para evitar una posible devolución que vulneraría derechos fundamentales.

Según la Delegación del Gobierno, tanto las diez mujeres como los cinco menores que el lunes de la semana pasada llegaron a Chafarinas se han quedado en Melilla tras ser conducidos a la ciudad por Salvamento Marítimo.

Vía Onda Cero Melilla


Esta madrugada, una patera ha llegado a las Islas Chafarinas con un total de 50 migrantes, de los cuales 3 son menores, 10 mujeres y 37 hombres.

Alrededor de las 18 horas han llegado a Melilla a bordo de la Salvamar en buen estado de salud, excepto una mujer que, cojeando de manera ostensible, ha sido atendida por los servicios de emergencia desplazados al puerto. Todos han sido trasladados al CETI.


policia-nacional-melilla.jpg?fit=600%2C337&ssl=1

El Sindicato Unificado de Policía espera que este verano se cubran las 20 plazas ofertadas para la Operación Paso del Estrecho debido a la falta de personal que registra la frontera. Jesús Ruiz Barranco ha recordado que el año pasado salieron 25 plazas y no llegaron a diez los agentes que las solicitaron, por lo que duda de que este año cambie la situación.

El secretario general del SUP en Melilla ha recordado que desde 2017, Melilla tiene problemas para cubrir estas plazas porque la oferta no es atractiva, ya que los agentes han sufrido jornadas laborales “ilegales” en frontera. No obstante, cree que la Jefatura ha tomado nota de las protestas sindicales y se van a respetar los horarios.

Para el sindicato la solución pasa por que el futuro Gobierno central haga su trabajo e incentive el destino de Melilla tanto con medios humanos como materiales. Ruiz Barranco asegura que si no se cubren las 20 plazas ofertadas para la OPE habrá problemas para prestar el servicio teniendo en cuenta el descenso de personal con motivo de las vacaciones.

Las once plazas convocadas para el concurso general de méritos tampoco serán suficientes para paliar el problema de personal, ya que los policías no se incorporarán hasta el mes de agosto aproximadamente. Según el SUP, la Policía Nacional necesita un centenar de agentes en frontera y otros tanto para cubrir el resto de la Jefatura.

Vía Cope Melilla



En un dispositivo establecido desde principios del pasado mes de febrero, la Guardia Civil ha interceptado a 2.534 personas que pretendían entrar de forma ilegal a la zona restringida de seguridad del puerto de Melilla en el intento de acceder a los buques que enlazan la ciudad con la península como polizones. De este total, 76 son menores de edad, por lo que fueron trasladadas y puestas a disposición de los Servicios Sociales de la Ciudad Autónoma.

En comparación con los datos registrados en 2018, se ha reducido en un 80 por ciento la presencia de personas en la zona restringida del puerto y en un 70 por ciento el número de polizones en el interior de los buques.

Además de la vigilancia por vía marítima, este dispositivo integral implantado ha constado de dos anillos de seguridad en la zona terrestre: el primero en la zona de tránsito público y el segundo en la zona restringida.

El anillo exterior, “el más visible para los ciudadanos”, se ha situado a la entrada del puerto y sus zonas adyacentes. Entre los medios dispuestos se ha contado con detectores móviles de latidos del corazón para tratar de localizar a personas ocultas en dobles fondos, al igual que los establecidos en los controles fronterizos. También se ha potenciado la presencia física de forma permanente en otros puntos sensibles de intrusión terrestres “para localizar y neutralizar a las personas”. Desde la Comandancia de la Guardia Civil se apunta que este dispositivo se ha desarrollado mientras se realizan las obras en materia de seguridad e impermeabilización que se acometen en el puerto de Melilla.

Se explica que la finalidad de la implantación de este dispositivo ha sido velar por la seguridad de las “instalaciones portuarias, la seguridad pública y la de las personas que ponen en riesgo su vida con el fin de introducirse como polizones en los buques, utilizando para ello múltiples procedimientos, como el escalo, dobles fondos en vehículos, sus bajos u otros que, desafortunadamente, han conllevado incluso a la muerte de algunos de ellos, como el último ocurrido el pasado 15 de enero, cuando una persona falleció por aplastamiento en los bajos de una cabeza tractora en la que se había ocultado”.


inmigración-770x575.png?fit=770%2C575&ssl=1


01_Localización-inmigrante-770x486.jpg?fit=770%2C486&ssl=1

En colaboración con la Policía Portuaria, la Guardia Civil ha localizado y auxiliado en el puerto a una persona oculta en el interior de un contenedor.

Una patrulla de Seguridad Ciudadana fue alertada por una persona que mostró su preocupación a los agentes, comunicando que desde hacía tres días no recibía ningún tipo de noticia de un amigo suyo que, como polizón, se había ocultado en el interior de una batea para introducirse en los buques comerciales que conectan Melilla con la península por este procedimiento.

Se dirigieron a la zona donde están estacionados los contenedores de las distintas agencias consignatarias, comenzando a llamar a viva voz a esta persona, escuchando como respuesta gritos de auxilio y golpes precedentes del interior de una batea.

Los agentes de la Guardia Civil localizaron a un hombre de 35 años de nacionalidad marroquí que estaba tumbado en el suelo y en estado de semiinconsciencia, además de síntomas de hipotermia, entumecimiento, sudoración y calambres en el estómago.  Tras los primeros auxilios administrados, se requirió la presencia de los servicios médicos, que lo atendieron en el lugar y trasladaron al servicio de urgencias, donde pudo ser estabilizado.

Desde la Comandancia de la Guardia Civil se apunta que las nuevas medidas de seguridad establecidas en el puerto comercial para evitar la intrusión ilegal podrían ser la causa de utilizar más la táctica de introducirse en el interior de contenedores y vehículos para entrar en los buques como polizones.

Vía Cope Melilla


Dujt-MoW4AUPpkl-1024x768.jpg?fit=1024%2C768&ssl=1

El presidente de la Ciudad cree que las mafias que trafican con seres humanos “han encontrado un filón” en las Islas Chafarinas, al entender que estas organizaciones llevan hasta allí a mujeres y menores que, por si situación de vulnerabilidad no son repatriados a Marruecos, sino trasladados hasta Melilla.

Juan José Imbroda tiene claro que el Gobierno de Pedro Sánchez “tiene que ponerse serio” para evitar que las Islas Chafarinas se conviertan en un “coladero total” para los inmigrantes, en un “puente marítimo” para que estos puedan pisar territorio nacional.

Abstrayéndose del plano humanitario, Imbroda se pregunta qué pasará si se da el caso de que entren varias embarcaciones al día en Chafarinas. Entiende que eso supondrá un problema nacional, de soberanía y también de seguridad.

EL jefe del Ejecutivo local sigue insistiendo en que las mafias se están aprovechado del actual Gobierno Socialista, “que funciona como funciona” para seguir con sus negocios. El popular calcula que cada migrante haya podido pagar más de 1.000 euros por llegar hasta Chafarinas. En días como el de ayer, apunta, estas mafias han conseguido más de 40.000 euros de beneficios por realizar un trayecto de apenas varios kilómetros.

Vía Cope Melilla


NP44_foto1_30-11-2018.jpg?fit=545%2C733&ssl=1

Agentes de la Policía Nacional han rescatado a tres jóvenes subsaharianos con edades comprendidas entre los 17 y   los 24 años. Todos ellos se encontraban ocultos en el interior de dos habitáculos practicados en la parte trasera de un vehículo todoterreno. El rescate presentó especial dificultad debido a que uno de los receptáculos estaba protegido por una plancha metálica soldada. Dos de los efectivos que intervinieron sufrieron cortes en las manos, así como dolores articulares, debido a los esfuerzos realizados.

Este suceso tuvo lugar el pasado miércoles. A las 21.35 horas, la Sala del 091 recibió la llamada de un ciudadano informando sobre  se estaban escuchando gritos de auxilio desde un todoterreno que estaba estacionado en la Avenida de Europa, junto al Acuartelamiento ‘Héroes de Alcántara’.

Inmediatamente se personaron en el lugar indicativos de la Brigada de Seguridad Ciudadana. Los policías comprobaron que, en efecto, alguien gritaba en idioma francés desde el interior del vehículo y las voces procedían del asiento trasero y maletero.

Los agentes abrieron el vehículo y accedieron al interior del mismo. Con dificultad, y resultando necesario el empleo de herramienta, los policías consiguieron desencajar una plancha de metal soldada al maletero del vehículo y rescatar a dos subsaharianos que estaban comprimidos en su interior. Seguidamente, los agentes desatornillaron el asiento trasero y rescataron de su interior a otro joven que, al igual que los otros dos, presentaba síntomas de agotamiento, mareo y deshidratación.

Una ambulancia se personó en el lugar y prestó una primera asistencia médica a los tres jóvenes, siendo posteriormente trasladados dos de ellos al CETI y el tercero al Centro de Menores ‘La Purísima’. Los rescatados manifestaron ser nacionales de Guinea Conakry y tener 17, 20 y 24 años.

Vía Cope Melilla


DelegacionCostaRica-770x513.jpg?fit=770%2C513&ssl=1



QUIÉNES SOMOS

En Popular Tv Melilla nos esforzamos cada día por haceros llegar una televisión de calidad. Si tienes alguna pregunta o sugerencia, háznoslo saber. Estaremos encantados de atenderte

CONTACTA CON NOSOTROS

LLÁMANOS



SUCRÍBETE EN NUESTRA WEB

Si deseas recibir automáticamente en tu correo electrónio nuestras noticias y programas, suscríbete. Deja tu correo electrónico y te llegarán todas las noticias de manera inmediata.