El Partido Popular defiende que no es el mejor momento para debatir la conversión de Melilla en comunidad autónoma y que no hace falta utilizar la disposición transitoria quinta de la Constitución para solucionar las disfunciones que ya existen, como la obligación de que los miembros del Gobierno sean cargos electos.

De esta forma se ha pronunciado Juan José Imbroda después de conocer el anuncio realizado por el presidente de la Ciudad, Eduardo de Castro, sobre la intención del Gobierno local de aumentar la capacidad de autogobierno. Según el popular, cualquier modificación que se quiera realizar necesita, fundamentalmente, del acuerdo entre PP y PSOE.

Al igual que el Gobierno ceutí, que se ha mostrado en contra de la conversión en comunidad autónoma, Imbroda defiende que “ahora mismo” la aplicación de la disposición transitoria quinta no es lo necesario. En este punto, recuerda que el PP ya propuso hace tiempo llevar a cabo modificaciones puntuales para solucionar determinados problemas.

Vía Cope Melilla