VOX ha renunciado a presentar interpelaciones en el próximo pleno de control del martes en señal de protesta por lo que considera un trato discriminatorio hacia su grupo por parte del Gobierno en la anterior sesión plenaria. Así lo ha explicado hoy la vicepresidenta primera de la Asamblea, quien ha detallado que en el escrito presentado por el grupo se apunta a la posibilidad de presentar en su lugar preguntas para que sean respondidas por escrito.

Para Dunia Almansouri, con su actitud, VOX da a entender que no conoce el Reglamento de la Asamblea, ya que, como ha recordado, el plazo para presentar las interpelaciones ya ha finalizado y no podrán presentar ninguna pregunta para este pleno.

Por lo que respecta al Grupo Popular, interpelará al Ejecutivo tripartito sobre dos cuestiones, el programa de gobierno y la ampliación del puerto.

Vía Cope Melilla