El consejero de Infraestructuras y Urbanismo ha visitado hoy el campo de fútbol del Tesorillo ‘Fernando Pernías’ para comprobar los trabajos que se están llevando a cabo para renovar el césped, instalar un nuevo sistema de riego, colocar asientos en las gradas y mejorar el vallado. Rachid Bussian ha detallado que el proyecto se ha adjudicado a la empresa Construcciones Noráfrica por 349.000 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses que se va a intentar acortar.

El cepemista, que ha recordado que la remodelación de este campo es una vieja aspiración de los jugadores, ha agradecido a la Federación Melillense de Fútbol que haya puesto a disposición de los equipos los campos de Altos del Real y la Cañada para continuar con la competición.

Bussian ha dejado claro que ha sido este Gobierno y no el anterior el que ha ejecutado la obra, ya que el expresidente Imbroda y el exconsejero Quevedo anunciaron los trabajos días antes de las elecciones de abril sin haber adjudicado el proyecto, que quedó desierto. El consejero les acusa de “faltar a la verdad”.

Así las cosas, ha detallado que ha sido la Consejería de Infraestructuras y Urbanismo la que se ha encargado del proyecto ante la imposibilidad de llevarlo a cabo del área de Medio Ambiente. Rachid Bussian ha informado también de que la Ciudad Autónoma se va a beneficiar de una ayuda del Consejo Superior de Deportes por importe de 200.000 euros.

Por su parte, Juan José Flandes, arquitecto técnico del proyecto, ha señalado que el nuevo césped que se va a colocar tiene el sello Fifa Quality, que se va a instalar un nuevo grupo de presión con dos bombas para regar los dos campos a la vez y que se va a cambiar el revestimiento del graderío y se van a colocar asientos.

Vía Cope Melilla