Eduardo de Castro ha avanzado hoy que los consejeros y viceconsejeros no electos afectados por la sentencia del Tribunal Supremo siguen en sus puestos, aunque no podrán tomar decisiones y firmar documentos y, en el caso de los consejeros, no votarán en el Consejo de Gobierno. El presidente de la Ciudad ha asegurado que él ya ha tomado una decisión al respecto pero que esperará a conocer el resultado de los informes solicitados para ejecutarla.

Aunque no ha desvelado el sentido de esta decisión, si ha matizado que la sentencia hay que cumplirla y que hay que hacer lo que digan los técnicos, no el resto de partidos políticos.

El jefe del Ejecutivo local ha informado de que se ha redactado ya un decreto de avocación de competencias para no paralizar la actividad administrativa de la Ciudad Autónoma, a la vez que se ha solicitado un informe al departamento de desarrollo autonómico. De Castro ha asegurado que se está trabajando desde el minuto uno, desde que se tuvo conocimiento de la sentencia el miércoles por la tarde.

Junto con Ceuta, ambas administraciones han decidido proponer la activación de la comisión para el desarrollo autonómico de Ceuta y Melilla y la bilateral Estado-Ciudad, dos comisiones que se pusieron en marcha hace tiempo y que, dice, “dejó aparcadas” el anterior Gobierno del PP. Más allá, ambos Ejecutivos estudian la posibilidad de aplicar la disposición transitoria V de la Constitución, que abre la puerta a Ceuta y a Melilla a convertirse en comunidades autónomas.

Vía Cope Melilla