CSIF ha pedido a la futura ministra de Educación que ponga orden en su propia casa y llame al orden al director provincial de Educación o le haga asumir responsabilidades por su gestión en el día a día de la educación en Melilla. El sindicato demanda también que se dote de capacidad para negociar a las mesas de trabajo en Madrid, ya que la imposibilidad de llegar a acuerdos está provocando que las Direcciones Provinciales de Educación de Ceuta y Melilla adopten decisiones distintas ante una misma situación.

Entre las críticas del sindicato a Juan Ángel Berbel destaca el hecho de que no haya adoptado las medidas necesarias para liberar a los docentes que se encargan de programas educativos como el de inmersión lingüística, lo que va a provocar que muchos no se puedan poner en marcha el próximo curso. Juan Manuel Medina detalla que los coordinadores de estos proyectos tienen que completar su jornada laboral y atender estos programas fuera de su horario.

Con respecto a las mesas de negociación, CSIF solicita que se dote a este órgano de capacidad para llegar a acuerdos con los sindicatos y se le otorgue la potestad necesaria para que las normas sean de aplicación en ambas ciudades autónomas. Y es que, a su juicio, las reuniones que se celebran a día de hoy “no sirven absolutamente para nada”.

El sindicato, que no concibe que no haya una empresa encargada del mantenimiento de los equipos informativos de los centros, pone como ejemplo del “desprecio” de Berbel hacia el profesorado de la ciudad el hecho de que no haya dado respuesta todavía a la petición de reunión de la nueva presidenta de la junta de personal docente.

Vía Cope Melilla