Eduardo de Castro ha avanzado hoy que se va a poner en “pausa” a los consejeros y viceconsejeros no electos del Gobierno hasta que se conozcan las consecuencias de la sentencia del Tribunal Supremo que señala que para ocupar un puesto en el Ejecutivo hay que ser diputado de la Asamblea.  El presidente de la Ciudad ha convocado una reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno para comunicar al resto de partidos el contenido de esta sentencia, en la que trabajan ya los servicios jurídicos de la Administración local.

La respuesta del Tribunal Supremo a un recurso presentado por UGT contra el nombramiento de una viceconsejera del Gobierno de Ceuta, anulado por no ser diputada electa, afectaría en Melilla a seis miembros del Ejecutivo, dos del PSOE, dos de CpM, uno de Ciudadanos y otro independiente.

Además de aclarar que la sentencia afectaría a una viceconsejera de Ceuta que ya no ostenta el cargo, De Castro ha avanzado que los servicios jurídicos de Melilla trabajan junto con los de la ciudad vecina en la redacción de un informe que estará terminado hoy. El presidente de la Ciudad recuerda que estamos ante un problema que viene de atrás y que se intentará resolver de la mejor manera posible. Por ahora se están estudiando las vías del Tribunal Constitucional y del Supremo.

Según De Castro, el Tribunal Supremo ha adoptado esta decisión en base al carácter de ayuntamiento de Ceuta y Melilla, consideración que no comparte el Gobierno local que defiende la categoría de comunidad autónoma. De cara al futuro, el jefe del Ejecutivo local apuesta por aclarar esta situación para evitar situaciones similares.

Esta situación va a provocar un retraso en la redacción de los Presupuestos Generales de la Ciudad para 2020, ya que Julio Liarte es uno de los consejeros que se verían afectados por la sentencia del Supremo. No obstante, De Castro ha defendido que esta demora no es atribuible al responsable de Hacienda, Economía y Empleo.

Vía Cope Melilla