Los candidatos de Vox Melilla en las elecciones generales del próximo domingo 10 de noviembre han contado con el respaldo de Javier Ortega Smith. En un acto político celebrado en el salón de actos del IES Leopoldo Queipo y ante un aforo de, aproximadamente, 400 personas, las primeras palabras del secretario general de Vox fueron dirigidas a Ciudadanos, “un partido nuevo y fresco que decía que venía para regenerar la política, que venía a luchar contra el bipartidismo, una veleta naranja que por la mañana hace una cosa y por la tarde la contraria”.

Con respecto a Melilla, asegura que “esa naranjita está podrida”, una “naranjita” que “con un solo diputado y por un solo sillón ha puesto el Gobierno de la ciudad en manos del Partido Socialista y de Coalición por Melilla, el paradigma de la corrupción política”.

Lamentando que “nuestros políticos no nos han sabido defender fuera de nuestras fronteras”, Ortega Smith subraya que el mensaje “más importante” que quiere trasladar Vox “es que Melilla es España y lo seguirá siendo ahora, dentro de cien y dentro de quinientos años”. Remarca que Melilla “ha demostrado a lo largo de la historia” que es España y que los melillenses “han sido nuestra vanguardia y nuestra frontera de libertad, la barrera frente a los que han querido acabar con la soberanía del pueblo español”. Subraya que todos y cada uno de los diputados de Vox que salgan elegidos en las urnas “tienen como objetivo preferente lograr la seguridad en la frontera de Melilla, que el comercio, el trabajo, el turismo y el transporte en esta ciudad sea el número uno en toda España”.

Marruecos y el «chantaje» a España

Comparte que hay que potenciar las inversiones, “pero no en Marruecos, sino en Melilla” y que hay que dotar de más recursos a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que prestan servicio en la ciudad autónoma. En este punto, el secretario general de Vox se refirió a Marruecos, “un país que chantajea a España desde hace décadas exigiéndole dinero o amenazando nuestra soberanía y nuestras fronteras”. Al hilo de esta cuestión, la formación que lidera Santiago Abascal se compromete a “reforzar” las unidades militares “por ser la de Melilla una frontera que necesita volver a tener acuartelamientos y unidades de elite con los medios humanos y materiales necesarios”.

Recalca Javier Ortega Smith que Vox no aceptará “el chantaje, la presión o ahogar económicamente esta ciudad”. Se compromete a realizar “todos los esfuerzos posibles” para que el transporte “sea lo más económico y lo más fluido”, así como a rehabilitar todo el patrimonio histórico y artístico de Melilla.

En materia migratoria, por lo que se apuesta es por ayudar en los países de origen y luchar contra las mafias que trafican con seres humanos. Con respecto a las voces que tachan a VOX de ser un partido xenófobo, Javier Ortega Smith responde de la siguiente manera: “no hay mayor racista que aquel que desprecia a sus compatriotas”.

Vía Cope Melilla