Tras una pancarta en la que se podía leer ‘Los interinos pedimos respeto’, del orden de 300 personas se han concentrado esta tarde frente a la Delegación del Gobierno «en pro de un futuro sin riesgo laboral y con motivo del impago de las nóminas correspondientes a los meses de septiembre y octubre». Convocada por la Plataforma de Interinos Docentes de Ceuta y Melilla (Pidoce), ha contado con el apoyo de los sindicatos USO, SATE-STE’s, UGT, Comisiones Obreras, CSIF y ANPE, así como con el respaldo del Partido Popular (PP), Ciudadanos, Podemos y Vox.

Marta Tejada, representante de la Plataforma de Interinos Docentes de Ceuta y Melilla, ha sido la encargada de dar lectura a un manifiesto en el que se subraya el «profundo malestar» de estos profesores por el retraso en el cobro de las nóminas de los meses de octubre y noviembre. Apunta que, a día de hoy «y salvo excepciones contadas», los interinos docentes del Ministerio de Educación y Formación Profesional en Melilla que comenzaron a trabajar el 1 de septiembre «no van a recibir salario alguno hasta, al menos, finales de noviembre». Esta realidad, indica, condiciona que muchos de ellos se hayan visto abocados a solicitar ayuda a sus familiares o a entidades privadas y recalca que «no nos parece de recibo la alternativa propuesta por la Dirección Provincial de solicitar préstamos personales a determinadas organizaciones bancarias, repercutiendo tanto la gestión como los intereses sobre los trabajadores».

Asimismo, la Plataforma de Interinos Docentes muestra su «incredulidad» ante el hecho de que en Melilla «se haya institucionalizado» el retraso de los cobros hasta el mes de octubre, «mientras que en la vecina ciudad de Ceuta, con idéntica dependencia funcional del ministerio, todos los interinos cobran puntualmente a mes vencido, como cualquier trabajador».

Por último, se demandan soluciones al Ministerio de Educación «para terminar con la elevadísima tasa de interinidad entre los docentes melillenses». Se entiende que hay «vías de solución» para compaginar sus derechos «con la garantía de acceso de nuevos docentes a la profesión».

Vía Cope Melilla