UGT ha planteado a PP y PSOE la necesidad de que alcancen un acuerdo en materia educativa, sanitaria, turística y de frontera que permita sentar las bases para el futuro económico de Melilla. El sindicato, que se ha reunido en la ciudad con los representantes de las dos formaciones, considera prioritario construir un colegio más al margen de los planteados, que el hospital Comarcal siga prestando servicio cuando esté abierto el Universitario y que se aumente la fluidez en la frontera.

Francisco Díaz ha detallado que, en el caso del turismo, potenciar este sector y aumentar el número de visitantes, ya sea del país vecino, de la península o de cruceristas, solucionaría el problema del comercio local en un 80 por ciento.

Si hablamos de la frontera, el sindicato defiende que la incorporación de nuevos medios tecnológicos puede incrementar la fluidez en el paso, algo fundamental para la ciudad. En materia educativa, UGT ha trasladado a PP y PSOE la necesidad de seguir construyendo centros para reducir las ratios. En el caso de la sanidad, apuesta por mantener el Comarcal, construir un nuevo centro de salud y modernizar los existentes.

Al margen de estas cuestiones, el sindicato ha puesto el acento también en los problemas que afectan a los trabajadores transfronterizos, que no tienen los mismos derechos que el resto de asalariados. En este caso, Francisco Díaz ha solicitado que se agilicen los trámites administrativos.

Además de hacer un llamamiento a los trabajadores para que el próximo 10 de noviembre acudan “masivamente” a votar, UGT ha señalado que a nivel nacional reclama la derogación de la reforma laboral, la recuperación de la negociación colectiva y que se vuelva al Pacto de Toledo en materia de pensiones.

Vía Cope Melilla