Manuel Ángel Quevedo asegura que el Gobierno local no puede prorrogar por hasta dos años el actual contrato de vigilancia privada de las dependencias municipales porque esta decisión debe consensuarse con la empresa que presta servicio y ésta ha dejado claro que no lo aplaza más allá del 31 de marzo.

El diputado del Grupo Popular ha recordado a la consejera de Presidencia, Administración Pública y Regeneración Democrática que todavía no ha presentado el nuevo pliego, ya que el anterior presentaba importantes errores. Además, asegura que reunirse con la empresa en un despacho sin dar a conocer a la oposición el contenido de ese encuentro es “todo lo contrario” a la transparencia de la que alardea el nuevo Gobierno tripartito.

Por su parte, Paula Villalobos ha subrayado que los nuevos pliegos mejoran el contrato del anterior Gobierno del PP, ya que, por ejemplo, incluirá ampliación de horas, aumento de personal y redistribución de servicios. La consejera asegura que después de conocer estas mejoras, la empresa ha aceptado prorrogar el servicio.

Vía Cope Melilla