La empresa Promeco será la encargada de llevar a cabo las obras que se van a acometer en el estadio Álvarez Claro para eliminar las barreras arquitectónicas que existen hoy en día. Lo hará con un presupuesto de 294.948 euros (ipsi incluido) y en un plazo de ejecución de cuatro meses. La Ciudad Autónoma ha firmado de hecho esta mañana el acta de inicio de estos trabajos.

El consejero de Infraestructuras, Rachid Bussian, ha comentado que la finalidad de esta actuación es garantizar y facilitar el acceso al estadio de aquellas personas que tengan movilidad reducida, dando cumplimiento así a la normativa vigente.

Informa de que, además de renovar el acerado y el pavimento del exterior, la idea que se tiene con este proyecto es remodelar completamente la zona de acceso al público, los aseos y otras dependencias del Álvarez Claro. Se rebajarán los bordillos de la entrada y se apostará por la ejecución de rampas.  La instalación de un ascensor en el hall y la habilitación de tres localidades para personas con movilidad reducida y su acompañante son otras de las actuaciones que se contemplan.

Bussian también ha informado de que el Gobierno local presentará en las próximas semanas un plan estratégico para mejorar la accesibilidad de la ciudad. Lo hará a través de unas jornadas que, previsiblemente, se celebrarán entre el 4 y 6 de noviembre