Después de nueve encuentros, sus números distan mucho de sus pretensiones iniciales. El Sanse se sitúa como colista del Grupo I de Segunda B con 7 puntos, los mismos que Langreo y Sporting B, y solo tres menos que la U.D. Melilla. Los madrileños llevan 9 goles a favor y su máximo goleador es Fer Ruiz con 3 dianas. Por el contrario, han encajado 22 goles hasta ahora, siendo el equipo más goleado de los ochenta que compiten en Segunda B.

Este próximo domingo contarán con una baja notable, su jugador franquicia, el centrocampista Jaime Gavilán. El ex de Valencia o Getafe se perderá el encuentro por sanción tras ser expulsado el domingo ante el Celta B con roja directa. También es seria duda Marcos Gullón, lesionado en el calentamiento de este último encuentro. Estas dos ausencias podrían dar minutos a Álvaro Queijeiro, que defendió la elástica de la U.D. Melilla en el segundo tramo de la temporada pasada.

A las órdenes de Manolo Cano hay otros dos jugadores mediáticos, más allá de Gavilán. Se trata del central Iñigo López, de 27 años, y que la temporada pasada militó en el Extremadura y el Deportivo de La Coruña, y que ha pasado también por equipos como Huesca, Córdoba, Celta o Granada. Y del centrocampista Achille Emaná, también de 37 años, reconocido en España por su exitoso paso por el Betis entre 2008 y 2011.

Su último once estuvo compuesto por Xabi Irureta, Rubén Valverde, Pipe Sáez, S. Gassama, Bijimine, Alberto Rentero, Joel, Iván Bueno, Aitor Puñal, Gavilán y Fer Ruiz. También tuvieron su oportunidad desde el banquillo Nacho Buil, Trabazo y Moussa.