Miguel Marín ha criticado hoy que CpM esté cumpliendo ahora en el Gobierno las amenazas y coacciones lanzadas en los últimos años contra determinadas asociaciones y oenegés que, como en el caso de ASIS, no siguen el dictado de Mustafa Aberchan. El secretario regional del PP local acusa al cepemista de intentar cometer una ilegalidad al echar de sus locales a estas entidades cuando existen establecimientos vacíos en los mismos edificios.

El popular, que ha dejado claro que su formación se opone a esta tropelía, ha explicado que Aberchan está buscando excusas para echar a estas asociaciones, coartadas, dice, que no tienen argumentos jurídicos que las sustenten.

Marín ha defendido la labor que realizan estas asociaciones, que llegan donde la Administración no puede hacerlo para ayudar a los más desfavorecidos. En el caso de ASIS, solo en los seis primeros meses del año ha dado apoyo educativo a 140 niños, ha suministrado ropa a más de 900 pequeños, ha dado cursos de alfabetización para 70 adultos y ha atendido a más de 2.000 personas dentro del programa del Banco de Alimentos.

Así las cosas, la formación tiene claro que Mustafa Aberchan está enfadado con estas entidades porque no se han plegado al dictado de CpM y no han pedido el voto para su partido en las sucesivas elecciones. Marín recuerda que Aberchan ha sido condenado por engañar a cientos de melillenses prometiéndoles un puesto de trabajo a cambio de votar por correo.

El secretario regional del PP local recuerda que estas asociaciones trabajan en todo el mundo, a excepción de en los países que sufren regímenes dictatoriales, como Cuba o Venezuela. En este punto, acusa a Aberchan de actuar de forma similar a los tiranos que gobiernan estos países.

Vía Cope Melilla