La Asociación de Madres y Padres de Alumnos del centro de Educación Especial Reina Sofía denuncia que el Ministerio de Educación y Formación Profesional no esté dando soluciones a los problemas que registra el centro, con falta de cuidadores y fisioterapeutas y sin un servicio de transporte tanto adaptado como normal. La entidad deja claro que va a seguir luchando para defender los derechos de estos niños y subraya que no va a negociar que se sustituya con personal de Planes de Empleo la contratación de más cuidadores.

Jadiya Mimun, madre de uno de los alumnos afectados, asegura que una enfermera no puede atender a los 122 niños que hay en el centro y deja claro que la asociación no va a parar hasta que se contrate, como mínimo, a una enfermera más y a más cuidadores. Reprocha al ministerio que “tire balones fuera” y que quiera solucionar con los Planes de Empleo esta falta de profesionales.

Mimún cree que estos niños deben ser considerados como pacientes, no como alumnos, por lo propone la firma de un convenio entre el Ministerio de Educación y el Ingesa para que sean atendidos como corresponde. En este sentido, Karima Abdelkader ha subrayado que la asociación no está dispuesta a negociar que se rebaje la contratación de cuidadores y que se incorpore al servicio de autobús a una persona que ayude a subir y bajar a los niños.

Por lo que respecta al servicio de transporte normal, Manuel Camacho ha avanzado que la COA ha sido la única empresa que se ha presentado al contrato y que está a la espera de que el ministerio le dé el visto bueno para empezar a trabajar. En cuanto al transporte adaptado, ha detallado que la COA ha formado una UTE con una empresa alicantina, Vestalia, para prestar este servicio. El problema es que la compañía solo dispone de un vehículo de estas características con capacidad para 6 u 8 sillas de ruedas y en la ciudad hay 16 niños con estas necesidades.

La asociación, que quiere saber cómo va a cumplir la empresa los horarios de entrada y salida de los colegios, ha señalado también que este vehículo no se encuentra todavía en Melilla, por lo que la puesta en marcha del servicio podría retrasarse a principios de año.

Vía Cope Melilla