Miguel Marín asegura que la división interna que atraviesa el Gobierno tripartito ha quedado reflejada hoy en el pleno después de que Coalición por Melilla se haya abstenido en la votación de tres puntos relacionados con transferencias de crédito que han salido adelante con el apoyo del resto de grupos del Ejecutivo y de la oposición, entre ellos, el relativo a la aplicación de 10,4 millones de superávit a proyectos de inversiones financieras sostenibles.

El portavoz del Grupo Popular insiste en que el Gobierno tripartito está dividido y Eduardo de Castro es un títere manejado por el partido de Mustafa Aberchan. Marín insiste en que con un solo diputado no se puede presidir la Ciudad.

A su juicio, a cuestiones como éstas que salen a la luz pública y ponen de manifiesto esta división y otras que no se ven. El portavoz del PP insiste en que el Gobierno tripartito es un reino de taifas que no es bueno para Melilla y que está provocando que la inversión se aleje de la ciudad porque se percibe inestabilidad.

Vía Cope Melilla