El Partido Popular cree que el pleno de hoy ha servido para desmontar la mentira que ha venido defendiendo estos meses el nuevo Gobierno sobre que el anterior Ejecutivo había dejado las arcas públicas “vacías”. Miguel Marín apunta que el consejero de Hacienda y Economía, Julio Liarte, ha reconocido que el Gobierno de Juan José Imbroda dejó un superávit superior a los 29 millones de euros en el ejercicio 2018.

Según el portavoz del Grupo Popular, esta gestión va a permitir que se puedan ejecutar nuevos proyectos por importe de más de 10 millones de euros que crearán puestos de trabajo.

Miguel Marín ha señalado también que la nefasta gestión del Gobierno tripartito ha dado lugar a un aumento del periodo medio de pago, que supera los 30 días permitidos por ley, lo que dará lugar a que el año que viene no se puedan destinar el superávit a inversiones financieras sostenibles.

A pesar de que el Grupo Popular ha preguntado al Ejecutivo por el plazo en que se está pagando a día de hoy a los proveedores, el consejero de Hacienda, Economía y Empleo se “ha hecho el sueco”. El popular no entiende tampoco que el Gobierno no abone las facturas que ya están tramitadas y que ascienden a un millón de euros.

Vía Cope Melilla