El consejero de Bienestar Social y Salud Pública y el viceconsejero del Menor y la Familia han entregado hoy los diplomas a los aproximadamente 50 menores tutelados por la Ciudad Autónoma que han concluido los talleres desarrollados durante seis meses en la Plaza de Toros relacionados con la construcción y el protocolo.

Fernando Rubia, que ha detallado que estos cursos se llevan a cabo cada seis meses, ha subrayado que este tipo de iniciativas ponen de manifiesto que son chavales que se integran en la sociedad sin ningún problema, cambiando así la imagen negativa que de ellos se tiene.

Así las cosas, ha señalado que este tipo de talleres dan una formación pre laboral a los menores para facilitar su posterior inserción en el mercado de trabajo En este caso, los cursos han abordado dos materias bien diferenciadas, construcción y protocolo.

El viceconsejero ha apuntado que actualmente se están llevando a cabo cuatro talleres en la Plaza de Toros y que la duración de los mismos es de seis meses.

Vía Cope Melilla