La delegada del Gobierno ha asegurado hoy que Melilla se enfrenta actualmente a varios retos que hay que afrontar de forma prioritaria, como la frontera y el aumento de los delitos menos graves, como los hurtos, los daños a vehículos y el vandalismo, que causan sensación de inseguridad entre los ciudadanos. Sabrina Moh ha mostrado el compromiso del Gobierno con el Cuerpo Nacional de Policía tanto para aumentar los recursos humanos de la Jefatura como para mejorar las instalaciones actuales.

En el caso de la frontera, Moh asegura que es el “pulmón económico” de la ciudad pero que requiere de mayores esfuerzos para luchar contra la actividad delictiva que su entorno genera.

En este sentido, ha avanzado que se están produciendo mejoras en la frontera tanto en el entorno físico como en la implementación de las nuevas tecnologías, aspecto este último en fase de prueba pero que en breve estará funcionando a pleno rendimiento. Por lo que respecta al aumento de los delitos menores, la delegada considera necesario atajarlo cuanto antes para acabar con la sensación de inseguridad que perciben los melillenses.

Durante su discurso en el acto por los patronos de la Policía Nacional, los Ángeles Custodios, la socialista ha mostrado su admiración y reconocimiento por la labor que desempeñan en Melilla y ha asegurado que son “necesarios e imprescindibles”.

Vía Cope Melilla