Miguel Marín quiere saber qué va a hacer Eduardo de Castro para solucionar el “disparate” que ha cometido al incluir en el calendario laboral el 13 de marzo como festivo, un día lectivo para la comunidad educativa. El secretario regional del PP local considera esta situación un “auténtico despropósito” que provocará un perjuicio a las familias melillenses. El popular va más allá y subraya que no se ha dado un caso igual en el resto del territorio español.

Así las cosas, señala que ha sido un diputado del PSOE el que ha recordado al resto de miembros del Gobierno que va a ser muy difícil modificar el calendario escolar para esa fecha porque ya está aprobado. Miguel Marín cree que Eduardo de Castro ha tenido tiempo en estos tres meses para haber aprobado el calendario laboral si quería modificar su contenido.

Vía Cope Melilla