El equipo directivo del IES Enrique Nieto se ha visto obligado a cerrar uno de los baños del centro por falta de limpieza.  Desde la AMPA (Asociación de Madres y Padres del Alumnado) se pide a la Dirección Provincial de Educación que tome cartas en el asunto. Si la situación no se revierte “de forma inmediata”, apunta, no se descartan movilizaciones y se pedirá, además, a los padres que no lleven a sus hijos al instituto por una cuestión de salubridad.

El vicepresidente de la AMPA, José Luis Faus, ha explicado que, a día de hoy, todavía no se ha firmado el contrato con la empresa que se encarga del servicio de limpieza. Explica que este proceso se ha paralizado a raíz de una sentencia del Tribunal Supremo que le obligaría a asumir las deudas de quien hasta ahora estaba ofreciendo esta prestación, deudas que rondarían los 120.000 euros.  Entendiendo que nadie va a querer asumir un contratado que le suponga tal gasto, Faus insiste en que la Dirección Provincial de Educación “no puede mirar para otro lado” y “echar balones fuera”.

Faus, que puntualiza que el IES Enrique Nieto cuenta con 1.400 alumnos y unos 116 docentes, recuerda que desde el año 2017 la Unión General de Trabajadores lleva denunciando en la Administración que este pliego de limpieza “era muy escueto” y estaba hecho por personas que no conocen la problemática de los centros de Melilla. Desde la AMPA se denuncia la falta de previsión de la Administración que sabía que la empresa que está ofreciendo este servicio no iba a continuar.

Desde UGT, se critica que el actual Ejecutivo, “tal y como hizo el anterior”, no esté haciendo nada por solucionar el problema de limpieza que padece uno de los centros educativos más grandes de la ciudad.  Señala Mohamed Al-Lal que todas las quejas que se le han presentado se han resuelto con buenas palabras e intenciones, pero señala que estas “no sirven si no hay hechos”.

Vía Cope Melilla