Los responsables de la Fundación Diagrama, que gestiona en Melilla el centro de menores infractores, se han reunido hoy con el presidente de la Ciudad para exponer al nuevo Gobierno el servicio que presta en Melilla. Su director general ha señalado que el contrato actual finaliza el año que viene y que la Fundación volverá a presentarse al concurso en base a las pautas que marque el Ejecutivo.

Rafael Pérez ha explicado que la Fundación Diagrama tiene una amplia trayectoria en la atención a las personas en riesgo de exclusión social. En el caso de la ciudad, se encarga de prestar el servicio en el centro de menores infractores, en el que trabajan 76 personas y se acoge a 46 menores. Las instalaciones se encuentran casi al 100 por cien de su capacidad.

La Fundación Diagrama se ha puesto a disposición de la Ciudad Autónoma para llevar a cabo las tareas que el Gobierno demande en materia de ayuda a personas con riesgo de exclusión social. Una vez que finalice el contrato actual, y en base al nuevo pliego de condiciones que elabore el Ejecutivo tripartito, la entidad presentará de nuevo una oferta para hacerse con el servicio.

A la reunión ha asistido también el consejero de Bienestar Social y Salud Pública, Fernando Rubia, y el viceconsejero del Menor y la Familia, Abderrahim Mohamed.

Vía Cope Melilla