Juan José Imbroda ha denunciado que el nuevo Gobierno “esté dejando morir” a los medios de comunicación privados de la ciudad, al no estar contratándoles publicidad. El presidente del PP critica la actitud de Eduardo de Castro que, a su juicio, se está vengando de la prensa y la está castigando por lo que ha escrito sobre él o sobre algún que otro miembro del Gobierno. Califica esta situación de ser un “golpe de Estado a la libertad y a la información”.

El popular señala que “unos 160 profesionales de los medios de comunicación van a perder su empleo porque la Ciudad no les está dando trabajo”.   Apunta que, al margen de lo que este hecho suponga desde el punto de vista laboral, eso implica que la información “se muere” en Melilla.

A juicio de Imbroda, no es excusa que el Gobierno diga que se gasta mucho dinero en la prensa porque de ser así, apunta, también se tendría que cerrar la televisión pública, que cuesta más de tres millones de euros al año.

En palabras de Imbroda, si el jefe del Ejecutivo local está teniendo esta actitud con los medios de comunicación es porque no le conviene que se metan con él.  Recuerda que tanto los periódicos como las radios “le han puesto a parir” a él también, pero remarca que, a diferencia de De Castro, nunca ha castigado a nadie porque no era quién para hacerlo.

En este contexto, el número uno del PP de Melilla se pregunta si los ciudadanos desean que los medios de comunicación desaparezcan en la Melilla.

Imbroda ha aclarado que el Gobierno del Partido Popular nunca ha distribuido los fondos que había reservado para los medios de comunicación en función de cómo se portasen con el Ejecutivo sino tras realizar una encuesta en la que se recogía la difusión y la repercusión que tenían en la sociedad. Señala que, pese a las críticas y el interés de algunos, este modelo ha contado con el visto bueno del Tribunal de Cuentas y del poder judicial.

Vía Cope Melilla