La Dirección Provincial del Ministerio de Educación y Formación Profesional recuerda que lleva ofreciendo a los padres de los dos alumnos hermanos, uno de ellos con discapacidad, la reagrupación en el colegio Anselmo Pardo desde el curso 2017-2018. Ante la polémica suscitada con este caso, la Delegación del Gobierno aclara que, a pesar de la oferta realizada, han sido los padres de estos alumnos los que han decidido mantener al mayor de los hermanos en el Enrique Soler.

La Dirección Provincial de Educación señala que el Anselmo Pardo es un centro de referencia en cuanto a la atención de alumnado con diversidad funcional que reúne todos los recursos humanos y materiales para la atención a estos alumnos. Además, puntualiza que escolarizar a este niño con discapacidad fuera del centro ofertado supondría conculcar los derechos de otros alumnos que se encuentran en la misma situación.

No obstante, el ministerio mantiene la oferta de reagrupar en el ‘Anselmo Pardo’ a ambos hermanos, centro en el que se ofrece a los padres todas las facilidades para la conciliación de la vida laboral y familiar sin coste alguno para la familia.

Tanto la Delegación del Gobierno como la Dirección Provincial del Educación agradecen a los profesionales del Anselmo Pardo la sensibilidad y atención que han demostrado en este caso y la encomiable labor que realizan. Resaltan también su trayectoria, con casi 30 años atendiendo a alumnado con diversidad funcional.

Vía Cope Melilla