El director de la cárcel de Melilla ha firmado un convenio con el juez decano y el juez de vigilancia penitenciaria para que los internos puedan cumplir la pena participando en ruedas de reconocimiento, lo que ha agilizado de forma considerable su gestión. Según Francisco Rebollo, estas medidas alternativas a las penas de prisión, como los trabajos en beneficio a la comunidad, están alcanzado cada vez más importancia.

Durante el acto de institucional organizado con motivo de la patrona de Instituciones Penitenciarias, la Virgen de la Merced, el director del centro ha resaltado la encomiable labor que realizan los profesionales que trabajan con los internos y ha avanzado algunas de las mejoras llevadas a cabo en las dependencias, como la adecuación de las celdas, la instalación de luces Led en las mismas o la colocación de un salva escaleras eléctrico en enfermería.

El acto ha servido también para que el hermano mayor de la cofradía del Cautivo solicite formalmente el inicio del expediente por parte de la junta de tratamiento para conceder a un interno el tercer grado y la libertad condicional el próximo Jueves Santo, 9 de abril. Gregorio Castillo ha recordado que se cumplen ya veinte años de esta iniciativa.

Por su parte, la delegada del Gobierno, que ha reconocido también el compromiso, lealtad y voluntad de servicio de los profesionales de la prisión, ha recordado que la relación entre instituciones penitenciarias y Melilla se remonta a 1498, por lo que son ya más de cinco siglos de historia.

Vía Cope Melilla