• El entrenador azulino insiste en no transmitir necesidad al vestuario, confía en el crecimiento de sus jugadores y destaca que la clasificación actual del Celta de Vigo B es engañosa

La Unión Deportiva Melilla pone hoy rumbo a Vigo, donde mañana, a partir de las cuatro de la tarde, se enfrentará al filial del Celta. El equipo de Víctor Cea recupera así el partido atrasado de la jornada 2. Lo hace con el objetivo de ganar, pero sin ansiedad. El técnico azulino avisa del peligro del rival, pero se muestra muy confiado en el crecimiento de sus jugadores y cree en la victoria. Y va más allá, no considera que el doble desplazamiento de esta semana sea un problema, lo ve como un incentivo para sus futbolistas.

“Vamos con muchísima ilusión y con muchas ganas de conseguir los tres puntos, pero no queremos trasladar al vestuario la obligatoriedad de nada, si no la ilusión de todo, que es muy diferente”, declaraba esta mañana, antes de iniciar la última sesión antes del viaje. “No olvidemos que tenemos una plantilla muy joven y generar obligaciones no les va a ayudar a crecer, les va a dificultar. Y lo que queremos es sacar al máximo rendimiento a la plantilla que tenemos. En ese sentido, máxima ilusión, máximas ganas, máxima ambición, máxima pasión en ir a Vigo a ganar, que es lo que más nos gusta”, refrendaba en sus declaraciones.

Cuestionado por la clave para obtener la victoria, Cea respondía: “Ser nosotros. Tener el balón, ser dominadores del partido a través de una buena gestión del balón. Nosotros no queremos tenerla por tenerla, si no para llegar a portería rival. Y generar los contextos que más nos favorecen”.

Todo esto valorando al rival, un Celta B que es colista con un punto en tres partidos, pero que ha dejado retazos de ser mejor equipo de lo que dice la clasificación. “Para mí, en la jornada 3, porque para mí tanto el Celta de Vigo B como nosotros estamos en la jornada 3, la clasificación es todavía totalmente engañosa. Hay ejemplos de la temporada pasada, equipos que por estas fechas estaban últimos o en posiciones muy bajas en el Grupo I que acabaron haciendo playoff. Y respecto al último partido del Celta B, creo que es un partido que de 10 gana 9. Creo que hizo para ganar muchísimo y muy poco para perder”.

También hablaba Víctor Cea de las posibles debilidades mostradas por sus jugadores, y ponía la lupa en la falta de gol. “El equipo este fin de semana pasado generó como para hacer gol, no estuvo todo lo acertado que podría, habrá partidos en los que lo estará. No dejamos de haber jugado tres partidos nada más y con jugadores que han llegado recientemente, como Carlos (Fernández) que llegó hace apenas una semana, otros jugadores que se están poniendo todavía a ritmo… Al final es esperar y tener esa tranquilidad de que van a llegar a dar su rendimiento, y estamos convencidos de eso”, manifestaba.

En la parcela ofensiva aparecía el domingo Hicham, dejando buenas sensaciones. Hoy le preguntaban a Víctor Cea si le dará más protagonismo y así salía al paso: “Todo el protagonismo que él se gane. Nosotros creemos que es un jugador importante, con capacidades importantes, somos conscientes de lo último que ha venido haciendo. Tiene que recuperar sus sensaciones, volverse a sentir futbolista y a querer ser futbolista. Está en ese proceso y, todo lo que sea dar esos pasos adelante, nosotros se lo vamos a premiar”.

Por último, quitaba hierro al desgaste que va a suponer para la plantilla afrontar dos largos desplazamientos en menos de una semana. Condiciona, pero no será excusa. “El viaje influye totalmente. Al final hablamos de jugar domingo, miércoles y domingo, que eso hasta a equipos de primer nivel y de élite les pesa. Pero a nosotros no nos va a pesar porque vamos con la máxima ilusión, con las máximas ganas, que es lo que debe ser. Lo hablábamos hace un momento en el vestuario y los jugadores ya están pensando en competir mañana y con una sonrisa con esa mentalidad”, sentenciaba el táctico azulino.