El consejero de Medio Ambiente y Sostenibilidad ha negado que los envases depositados en el contenedor amarillo se incineren, ya que se llevan en camiones a Málaga para su reciclaje. Este proceso está en marcha desde el pasado 13 de mayo. En ese mes se trasladaron a la península 10 toneladas de plástico, 20 en junio y 27 en julio.

Hassan Mohatar ha salido así al paso de las declaraciones realizadas por Guelaya, a la que acusa de desinformar a la opinión pública. El consejero ha detallado que solo se valorizan los residuos que se depositan en el contenedor marrón, el de la basura orgánica.

A su juicio, el aumento de las toneladas de plástico transportadas a la península en los últimos meses demuestra que los melillenses se están concienciando poco a poco de la importancia de reciclar. Mohatar ha señalado que tres camiones se encargan de compactar los envases y llevarlos a la planta en Málaga.

Toda la información relacionada con el reciclaje, tanto toneladas transportadas como el coste del proceso, se va a publicar en la web de la consejería para conocimiento de los melillenses. En este punto, el viceconsejero de Recursos Hídricos, Energías Renovables y Políticas Ambientales ha avanzado que la Ciudad Autónoma va a trabajar para que las empresas que producen los envases lleven a cabo su propia política de retorno.

Francisco Vizcaíno ha comentado que para el año que viene, cuando será obligatorio reciclar el 50 por ciento de los residuos, desde la Administración se van a poner en marcha las medidas necesarias para superar esta cantidad.

Vía Cope Melilla