La Guardia Civil ha rescatado en el puerto a un inmigrante que se ocultaba dentro del hueco de la rueda de repuesto de un vehículo que se disponía a embarcar en el buque con destino a Málaga. Se trata de un joven de 26 años de origen magrebí.

Los agentes identificaron al conductor del vehículo en cuestión, que estaba ocupado por otros dos acompañantes. Del registro del maletero, que levantó sospechas por lo reducido de su espacio y la gran cantidad de enseres personales que portaban -entre ellos diversos sacos de harina- y equipajes de considerable tamaño, se localizó al inmigrante en el interior del  hueco de la rueda de repuesto. Estaba en posición fetal y“totalmente inmóvil por lo reducido del espacio. De hecho, no podía salir por sus propios medios “al encontrarse totalmente encogido y encajado”.

La persona auxiliada presentaba síntomas de entumecimiento y dolores articulares. “Recobró su estado normal de salud tras la atención dispensada, sin precisar atención facultativa”.

El detenido, que dijo tener parentesco con el joven localizado, es un hombre de 34 años de nacionalidad marroquí, pero con residencia legal en España. Será puesto a disposición judicial como presunto autor de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros. Sus dos acompañantes han sido citados en calidad de testigos.

Desde la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla se remarca que la travesía del buque en horario nocturno ronda las ocho horas y se considera que, en esas circunstancias, la integridad física de esta persona suponía un serio riesgo por la falta de aire, el reducido espacio en que lo habían introducido y la falta de movilidad.

Vía Cope Melilla