La Feria de Melilla 2019 se ha cerrado sin ninguna denuncia formalizada por abuso o agresión sexual. Además, un total de 1.172 personas han pasado por el punto violeta para informarse en materia de violencia de género, lucha contra las agresiones sexuales y la LGTBIfobia. Elena Fernández Treviño ha señalado, no obstante, que esta cifra asciende a 1.858 si se contabilizan las visitas desde que se puso en marcha la campaña unos días antes de las fiestas patronales.

La viceconsejera de Cultura, Relaciones Interculturales e Igualdad ha detallado que el 57 por ciento de las personas que han acudido a estas instalaciones son menores de 30 años.

En este sentido, la socialista ha resaltado el hecho de que, según datos de la Policía Nacional, no se ha formalizado ninguna denuncia por abuso o agresión sexual, aunque si se han registrado varias quejas por roces o comentarios soeces y por discusiones de pareja en las que tuvo que intervenir la Policía Local.

Vía Cope Melilla