El director provincial de Educación se ha mostrado en contra de la propuesta realizada por la Fiscalía General del Estado de instalar cámaras de vigilancia en las clases para hacer frente al incremento de los abusos sexuales a menores. Juan Ángel Berbel, que deja claro que se acataría la orden si fuera una imposición legal, cree que estos dispositivos deben instalarse en las zonas comunes, como ya están en la mayoría de los centros educativos de Melilla.

De esta forma se ha pronunciado el socialista después de conocerse la Memoria del Ministerio Público de 2018, donde se detecta una subida del 23 por ciento de este tipo de delitos.

En este punto, el director provincial de Educación ha recordado que hace varios años que se autorizó la instalación de cámaras de vigilancia en las zonas comunes de los centros educativos siempre y cuando cuenten con el visto bueno del claustro de profesores y del Consejo Escolar. Según Berbel, en Melilla la mayoría de centros tiene instalado este sistema de seguridad pasivo, que ha conseguido reducir el número de conflictos de manera importante.

Vía Cope Melilla