El presidente de la Ciudad y el consejero de Infraestructuras han visitado esta mañana las obras que se han estado realizando en la Casa del Gobernador, obras que han permitido rehabilitar y conservar la fachada del antiguo edifico de los juzgados militares. Los trabajos, que han tenido un coste de algo más de 39.000 euros y un plazo de ejecución de dos meses y medio, ya han concluidos.

Rachid Bussian, consejero de Infraestructuras, ha adelantado que ahora los técnicos de la Ciudad Autónoma están valorando la posibilidad de actuar en el interior del inmueble que se encuentra “muy deteriorado”. No se descarta que el edificio pueda abrirse al público – como museo o biblioteca militar- y que se convierta así en un reclamo turístico.

Respecto a la obra en sí, el consejero agradece la labor y predisposición de la empresa que ha llevado a cabo estos trabajos.  Puntualiza que se ha rehabilitado y recuperado la fachada, demolido la balaustrada y sustituido de parte de la balconada. Además, se han realizado trabajos de limpieza y se ha implantado un nuevo sistema de iluminación, tipo led, más propia de los edificios modernos de hoy en día

En este contexto, Bussian ha destacado el compromiso del Gobierno con el patrimonio local y destaca que esta obra haya permitido recuperar un inmueble tan emblemático como este que, además, está  situado en un cónclave muy apreciado como es Melilla La Vieja

(Imagen de la noticia cedida por la Ciudad Autónoma)

Vía Cope Melilla