El Gobierno de la Ciudad y el Obispado de Málaga han suscrito esta mañana el convenio que permita restaurar la fachada de la iglesia de San Agustín, en el barrio del Real. Según ha explicado el párroco Rafael López, el terremoto que se registró en enero de 2016 en Melilla provocó numerosos daños en el templo, “una nave militar que hace muchos años se compró a Defensa”.

Los arreglos en el interior de la iglesia supusieron un desembolso de, aproximadamente, 230.000 euros, pero lo que toca ahora es trabajar en el arreglo de la fachada, una obra que, reconoce el párroco, es bastante costosa. El acuerdo firmado este jueves supone que el Gobierno que preside Eduardo de Castro a dar continuidad al compromiso asumido por el anterior Ejecutivo de Juan José Imbroda.

Reconoce Rafael López que, aunque no tenga un interés histórico o artístico, la fachada de la iglesia del Real sí tiene un interés emocional y cultural tanto para el barrio como para Melilla. Las obras darán comienzo en el momento en que se reciba la transferencia del crédito de 100.000 euros acordado por la Administración local. El deseo es que sea “lo antes posible” y confía en que puedan arrancar en Feria, contemplando un plazo aproximado de tres meses.

Vía Cope Melilla