UGT Melilla ha denunciado hoy que la empresa Sureste Seguridad está incumpliendo el pliego de condiciones del contrato adjudicado por la Ciudad Autónoma para prestar servicio en los centros de menores y en determinados puntos críticos. El sindicato asegura que la empresa no ha entregado en tiempo y forma la uniformidad a los trabajadores y no abona en las nóminas pluses y complementos como el de vacaciones, lo que se traduce en una pérdida mensual de unos 240 euros para los empleados.

El secretario del sector de Seguridad Privada de UGT ha detallado que estos incumplimientos se vienen produciendo desde el inicio de la prestación del servicio y que a lo largo de todo este tiempo se han presentado diferentes denuncias ante la Inspección de Trabajo para solventar los problemas. Milud Kaddur ha asegurado que en las nóminas de los trabajadores siempre faltan complementos y que todavía no se les ha pagado un curso de formación de reciclaje realizado en mayo.

Kaddur, que ha señalado que el personal laboral de Sureste Seguridad asciende a unos 190 trabajadores, denuncia que no se cumple lo recogido en el pliego con respecto al turno de noche, compuesto por cinco inspectores y cinco vehículos. Además de recordar que se están desempeñando funciones que no son de su competencia, el sindicalista asegura que los trabajadores no están cobrando determinados servicios que la Ciudad Autónoma sí está abonando a la empresa, como el de armas.

Por su parte, Mohamedi Abdelkader ha comentado que en febrero se comunicó a la empresa que la máquina de rayos X del centro de menores no funcionaba, situación que no ha cambiado a día de hoy, y que los guantes con los que tienen que prestar el servicio no cumplen la normativa. El delegado sindical de UGT asegura que desde la empresa se echan balones fuera recordando que la sede de Sureste Seguridad está en Murcia.

Vía Cope Melilla