• Considera que este año el Grupo I va a ser uno de los más fuertes de la categoría

Héctor Gómez es una de las últimas incorporaciones al cuadro de Víctor Cea. El punta madrileño recala en la U.D. Melilla a sabiendas de la oportunidad que le brinda un nuevo reto futbolístico. Ya sabe lo que es ascender, lo hizo el año pasado con el Fuenlabrada, y quiere repetir gesta vistiendo la elástica del equipo de la ciudad autónoma.

Pero ante todo, Héctor Gómez asegura que “no soy un delantero al uso, no soy un nueve que se queda quieto, sino que me gusta hacer jugar a mis compañeros”. Pero es más, el delantero azulino se define como “alguien que no da un balón por perdido”.

Sabe que eso es lo que pide la afición, “que demos la vida en el terreno de juego”. Y por eso, señala que su intención darlo todo cuando el míster le dé la oportunidad sobre el verde.

El presidente Luis Manuel Rinción ha presentado al punta madrileño

A todo esto se le une su experiencia en el Grupo I de Segunda División B. a este respecto, cree que este año este grupo va a ser de los más fuertes de la categoría porque, “si bien es cierto que han ascendido la Ponferradina y el Fuenlabrada, este año se han encuadrado el Atlético Baleares, la propia U.D. Melilla o el recién descendido Rayo Majadahonda”.

Conoce a Víctor Cea de su paso por el Unión Adarve. Lo define como un “trabajador que sólo piensa en el fútbol desde que se levanta hasta que se acuesta”. Pero le da mucho más valor al hecho de que “sabe transmitir sus ideas a los jugadores, centrándose en hacer un equipo que domine y presione, evitando ser dominados por el rival”, aclara Héctor Gómez.

Un delantero con experiencia en muchos equipos y que confía en poder lograr el objetivo de ascender con la U.D. Melilla esta temporada.