El presidente de la Ciudad ha avanzado que en los próximos días se llevará a la península, en concreto a Pontevedra, uno de los vehículos averiados de Bomberos para proceder a su reparación. Eduardo de Castro subraya que en una semana se ha arreglado un problema que se venía arrastrando desde junio del año pasado. Insiste en que esto es hacer gestión y política y no dejar los problemas metidos en un cajón.

El jefe del Ejecutivo local ha asegurado que los tres vehículos averiados se van a ir mandando a la península de uno en uno según se vayan reparando los demás.

De Castro ha repasado la cronología de los hechos desde junio de 2018, fecha en la que se solicita al Gobierno el arreglo de varios vehículos de Bomberos. Según ha dicho, la consejera de Presidencia, Administración Publica y Regeneración Democrática recibió el pasado 2 de agosto un informe detallando la situación de los coches de este Cuerpo y tres días después se vuelve a registrar una avería en otro vehículo.

Precisamente el día 5, no sabe si por casualidad o no, tres coches de Bomberos que se encontraban de servicio paran a las puertas de la Ciudad Autónoma para “meter presión” para solucionar los problemas del Cuerpo. Aunque De Castro entiende que hay que dar una respuesta a esta situación, no comparte la vía elegida para ello y niega que llamara a la Policía para desalojarlos.

Posteriormente, el 9 de agosto, la Dirección General de Presidencia realiza un informe de necesidad para reparar el vehículo auto escala, el que más urgencia presenta, y cuatro días después, el 13, se adjudica un contrato menor para su arreglo. De Castro resalta la diligencia de su Gobierno para resolver estos problemas frente a la inacción del anterior Ejecutivo.

Vía Cope Melilla