El presidente de la Ciudad considera sorprendente e irresponsable que el portavoz del Grupo Popular acusara ayer al nuevo Gobierno del problema que tuvo el sábado uno de los vehículos de los Bomberos. Eduardo de Castro, que acusa a Miguel Marín no solo de tratar de hacer daño sino también de mentir, asegura que al camión que el Servicio de Extinción de Incendios llevó a Tadino de Martinengo a apagar un fuego le falló un interruptor que había funcionado hasta ese día.

De Castro ha dicho hoy que, según el informe del jefe del servicio, al camión le falló el interruptor para desplegar las escaleras y que ese botón no había dado problemas hasta ese momento.

Como ha explicado, lo que hay que hacer cuando falla el interruptor que activa la escala es utilizar escaleras extensibles. Cree Eduardo de Castro que Marín se comportó ayer de forma muy irresponsable porque sus declaraciones pueden causar una alarma social innecesaria.

Vía Cope Melilla