El Grupo Popular asegura que ni Melilla ni los melillenses se merecen un presidente “caradura, cobarde y mentiroso” como Eduardo de Castro, que prometió un Gobierno con “menos grasa y más músculo” y ha conformado un Ejecutivo similar al anterior. Miguel Marín subraya que lo único que ha regenerado el líder de Ciudadanos ha sido “su bolsillo y su cuenta corriente”.

El portavoz del Grupo Popular le ha reprochado a De Castro que se haya puesto el sueldo más alto marcado por ley y que lo sitúa entre los cinco más altos de toda España, incluidos los de las grandes capitales. Según Marín, el presidente de la Ciudad va a cobrar 7.000 euros al mes teniendo en cuenta también los trienios.

Para el popular, De Castro es un “mentiroso” porque ha dicho que no sabía cuál era su sueldo cuando ha sido él el que lo ha fijado; un “cobarde” porque se escuda en los empleados públicos y un “caradura” porque va a cobrar más del doble de lo que percibía anteriormente como funcionario de nivel C1. Estas declaraciones le han servido para que el presidente de la Ciudad le haya llamado al orden en el pleno hasta en dos ocasiones.

Miguel Marín resalta también el cambio de opinión de De Castro en función de si gobierna o está en la oposición. Recuerda que antes defendía que los viceconsejeros no eran necesarios y ahora ha nombrado a diez. El popular denuncia que el presidente de la Ciudad tenga la Administración paralizada y a Melilla sumida en el caos.

Vía Cope Melilla