Miguel Marín ha reprochado a Eduardo de Castro que se haya asignado el sueldo más alto permitido por ley, más de 7.000 euros al mes incluyendo trienios, cuando se ha jactado en los últimos años de estar en política no para ganar dinero sino para regenerarla. El portavoz del Grupo Popular asegura que CpM, PSOE y Ciudadanos han estado engañando durante todo este tiempo a su electorado, ya que siempre han criticado los elevados sueldos del Gobierno anterior y ahora, en lugar de bajarlos, los mantienen.

La Comisión de Reglamento ha aprobado hoy, con los votos a favor de CpM, PSOE y Ciudadanos, la abstención de VOX y el voto en contra del PP, la retribución de los miembros del Ejecutivo y del presidente de la Ciudad. Por lo que respecta a este último, Marín critica que De Castro se haya asignado un sueldo que duplica al que recibía en su anterior puesto.

La Ley de Bases de Régimen Local establece diferentes tramos de sueldo para los alcaldes en función a la población. En el caso de Melilla, oscila entre 68.000 y 79.000 euros. Marín le reprocha a De Castro que se haya asignado el máximo y al resto del Gobierno que mantenga los sueldos del anterior Ejecutivo cuando siempre lo han criticado por elevados.

El popular quiere saber dónde están los principios y valores que defendían CpM, PSOE y Ciudadanos cuando estaban en la oposición, un sentido común que ha desaparecido al llegar al Gobierno. Marín, que considera al presidente de la Ciudad un “caradura”, ha criticado que De Castro atribuya al interventor la cuantía de su sueldo, cuando se ha limitado a recoger en un informe lo que marca la ley.

Vía Cope Melilla