VOX ha criticado el talante democrático y conciliador demostrado ayer por el presidente de la Ciudad, quien en lugar de recibir y escuchar las reivindicaciones de los Bomberos, les amenazó con abrirles un expediente por falta grave por abandono del puesto y envió a la Unidad de Intervención Policial para dispersarles de la puerta del ayuntamiento. La formación denuncia que no se haya dotado con los medios humanos y materiales necesarios a este Cuerpo para asumir las nuevas competencias en puerto y aeropuerto.

Jesús Delgado Aboy ha señalado que los Bomberos no buscaban un aumento salarial sino poner encima de la mesa la situación que atraviesan, con falta de medios materiales y humanos. El diputado considera paradójico que esta reivindicación se produzca el mismo día en que se da a conocer el sueldo del presidente de la Ciudad, casi 6.000 euros al mes.

Además de recordar que durante la campaña electoral la formación ya puso de manifiesto las carencias de estos profesionales, Delgado Aboy asegura que el Reglamento del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de la Ciudad, que regula las funciones del colectivo, no es más que “papel mojado”. El diputado insiste en que el déficit que presenta este Cuerpo es muy peligroso para la sociedad y se pregunta qué pasará el día que se produzca un problema.

Para VOX es “increíble” que los Bomberos asuman nuevas competencias, como las del puerto y aeropuerto, sin que se aumente la plantilla y sin que se imparta la formación específica a los profesionales. Delgado Aboy denuncia también que la mala planificación de los mandos reduzca las expectativas del colectivo a la hora de progresar en sus carreras profesionales y que lleven desde 2009 con el sueldo congelado.

La formación, que tiene claro que en esta materia no se pueden escatimar los recursos, resalta el caos en el que está sumida la Consejería de Seguridad Ciudadana debido a la “arrogancia” de De Castro por querer “controlar”directamente estas competencias.

Vía Cope Melilla