La delegada del Gobierno cree que tanto el Gobierno local como el presidente de Coalición por Melilla están en su absoluto derecho de llevar el tema del borrego al contencioso administrativo. Según Sabrina Moh, si el Ejecutivo o Mustafa Aberchan no están de acuerdo con la decisión que ha tomado el Ministerio de Agricultura, son libres de hacer lo que consideren oportuno y de utilizar esa herramienta jurídica.

En cuanto al hecho de que Aberchan la haya acusado de informar sobre una actividad ilícita, en referencia a la entrada en Melilla de borregos procedentes de la península, la delegada del Gobierno ha aclarado que si dio cuenta del número de animales que ha llegado es por “una cuestión de trazabilidad”.

Respecto a si la venta de borregos en los cebaderos es una actividad comercial lícita o no, Moh ha señalado que ese asunto no compete a la Delegación del Gobierno, que lo único que ha hecho ha sido transmitir un dato aportado por el propio Ministerio de Agricultura.

Vía Cope Melilla