Eduardo de Castro ha adelantado hoy que el Ejecutivo local está explorando diferentes vías dentro de las buenas relaciones con el país vecino para intentar solucionar el cierre de la aduana comercial hace ahora un año, unas vías que “no se habían explorado hasta ahora”. El presidente de la Ciudad entiende que Marruecos adoptó esta decisión velando por sus propios intereses pero cree que deberían tenerse en cuenta también los de Melilla, ya que este cierre está perjudicando al comercio.

Al margen de recordar que se trata de un asunto de competencia estatal que negocian directamente los Gobiernos de España y Marruecos, De Castro espera que este problema se solucione cuanto antes y se pueda reabrir al tráfico la aduana.

Vía Cope Melilla