El Ministerio de Agricultura ha denegado la instalación del Punto de Inspección Fronterizo (PIF) solicitado por la Ciudad Autónoma para permitir el paso de borregos desde Marruecos de cara al Aid El Kebir. Así lo ha comunicado el viceconsejero de Servicios Sociales y Salud Pública, quien ha avanzado que el Gobierno local está trabajando ya para garantizar que la festividad se celebre con normalidad este año, en el que de nuevo no entrarán corderos del país vecino.

En su escrito, el ministerio alega la aparición de brotes de fiebre aftosa en Marruecos como causa principal para no permitir la instalación de esta infraestructura. Ante esta respuesta, Mohamed Mohamed Mohand resalta las discrepancias entre la Ciudad Autónoma y Agricultura, de ahí que se vaya a recurrir al contencioso administrativo para aclarar qué normativa se debe aplicar en Melilla.

El viceconsejero se ha reunido hoy con los responsables de las cuatro explotaciones ganaderas que hay en la ciudad para conocer la situación de cara al próximo 12 de agosto. Mohamed Mohand apunta que la llegada de borregos desde la península es la única posibilidad para garantizar este año la celebración de esta festividad.

Al igual que en años anteriores el Gobierno local instalará carpas en diferentes puntos de la ciudad para sacrificar a los animales. Mohamed Mohand asegura que no habrá problemas de abastecimiento de corderos y que cada año se sacrifican unos 3.000 borregos en Melilla para esta festividad.

Para terminar, el viceconsejero ha resaltado los esfuerzos que está realizando el Ejecutivo local para solventar el problema del paso de animales desde Marruecos. Recuerda que mientras que el año pasado la consejera Paz Velázquez invitaba a los melillenses musulmanes a irse de la ciudad para celebrar esta fiesta, el Gobierno tripartito trabaja en la búsqueda de soluciones.

Vía Cope Melilla