La Asociación Unificada de Guardia Civiles (AUGC) considera que el salto de inmigrantes de esta mañana ha puesto de manifiesto la necesidad de que se lleve a cabo un refuerzo de medios y de personal. Lamenta que los agentes “se hayan visto totalmente desbordados”, aun con el refuerzo de los GRS todavía presentes en la ciudad.

La AUGC sostiene que el de hoy “ha sido el asalto más violento que ha tenido lugar hasta la fecha en Melilla”, con lanzamiento masivo contra los guardias civiles de piedras y de los garfios empleados para ayudarse a escalar la valla. Además, denuncia que, una vez superada la alambrada, los inmigrantes se lanzasen contra los agentes buscando el cuerpo a cuerpo.

Del mismo modo, expresa “su máxima preocupación” por una situación que “ratifica la creciente agresividad de las personas que tratan de entrar en España por esta vía, una actitud que pone en serio riesgo dice, a los guardias civiles y a los propios inmigrantes”.

Por otra parte, AUGC insiste en la necesidad de contar con un protocolo de actuación claro e inequívoco en las fronteras con Ceuta y Melilla, y que el ministro del Interior se pronuncie sobre las devoluciones en caliente.

Vía Cope Melilla