El aeropuerto de Melilla continúa creciendo en 2019 y cierra el primer semestre con un 24,6% más de viajeros y un 19,9% más de movimientos en comparación al mismo periodo del año anterior. En términos absolutos, entre enero y junio, casi doscientos mil pasajeros usaron estas instalaciones, trasladándose en 4.598 vuelos.

El mes pasado, el aeropuerto registró 39.886 viajeros, un 36,5% más que en las mismas fechas de 2018. También el volumen de movimientos gestionados creció en junio hasta alcanzar los 931, un 35,3% más que en junio del año anterior.

De los 39.069 viajeros comerciales que usaron la infraestructura melillense el mes pasado (+38,6%), más de 21.800 se trasladaron en vuelos con origen o destino al aeropuerto de Málaga-Costa del Sol, la conexión más demandada, seguida de los enlaces con el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, que usaron casi 11.200 pasajeros.

Respecto a las nuevas rutas con aeropuertos españoles que se estrenaron en mayo, más de 2.400 usuarios conectaron con el aeropuerto Federico García Lorca Granada-Jaén, 2.044 se trasladaron en vuelos con origen o destino Almería, casi 1.200 se desplazaron a Sevilla y los enlaces con el aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat reunieron a 807 usuarios. La ruta de helicóptero que une a Melilla con la ciudad hermana de Ceuta fue usada por 209 viajeros.

Vía Cope Melilla