Manuel Ángel Quevedo asegura que, a diferencia de lo que ha ocurrido en la Ciudad Autónoma con el cese de consejeros y viceconsejeros por parte de Eduardo de Castro, lo que ha provocado la paralización de la Administración, la Autoridad Portuaria funciona con total normalidad y continúa tanto la tramitación administrativa, como la licitación de proyectos y el pago de facturas.

El popular explica que esta situación es posible gracias a su potestad para seguir firmando como responsable de la Autoridad Portuaria y dentro de la mayor “responsabilidad y lealtad institucional”.

El vicepresidente del ente portuario ha recordado que Miguel Marín dimitió del cargo de presidente el 22 de abril. Desde entonces, y hasta el nombramiento en breve del nuevo o nueva responsable, el organismo ha funcionado con normalidad.

Quevedo ha recordado también que el cargo de vicepresidente de la Autoridad Portuaria no conlleva ningún tipo de remuneración económica, como tampoco lo tiene el de presidente de Remesa, que también ostenta, o los de Emvismesa y Promesa, en manos de Hassan Dris y Daniel Conesa respectivamente.

Vía Cope Melilla