Manuel Ángel Quevedo espera que el nuevo presidente o presidenta de la Autoridad Portuaria sea consciente de que el puerto de Melilla es una herramienta fundamental para el desarrollo económico y social, la creación de empleo y de riqueza y, sobre todo, para dar a conocer la ciudad a nivel internacional. A este objetivo contribuye el proyecto para la construcción de un nuevo atraque de cruceros de gran eslora que está ya en marcha y en la que están interesadas empresas del sector de gran relevancia.

El vicepresidente de la Autoridad Portuaria y presidente accidental desde que dimitió Miguel Marín ha detallado que esta importante actuación cuenta con una partida de 200.000 euros para iniciar la redacción del proyecto. Aunque la iniciativa requiere “discreción”, considera fundamental el apoyo de la Ciudad Autónoma para que salga adelante.

Junto a esta actuación, Quevedo considera “trascendental” que continúen los trámites para llevar a cabo la ampliación del puerto, un proyecto que está a la espera de que el Gobierno central apruebe la declaración de impacto ambiental. El popular cree que el PSOE local debería ser consciente de la importancia económica, social y de creación de empleo que conlleva esta iniciativa.

Aunque por el momento se desconoce quien dirigirá los próximos años la Autoridad Portuaria, Quevedo se ha hecho eco de los rumores que apuntan a que podría depender de CpM. A su juicio, debería elegirse a una persona de “consenso” y con un programa claro, ya que el puerto es la actividad económica más importante de la ciudad desde hace más de un siglo.

El vicepresidente del ente portuario ha avanzado también que se existe otro proyecto para atraer embarcaciones de gran eslora para hibernar en Melilla.

Vía Cope Melilla