El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria ha aprobado la concesión del “pantalán en L” de la dársena de pesqueros a la empresa Alborán Marine para crear una plataforma náutica en la que se levantará un edificio flotante de 360 metros que incluye cafetería, zona de vestuarios y almacén.

Manuel Ángel Quevedo ha detallado que este pantalán, que estaba infrautilizado, ocupa una superficie de 310 metros cuadrados, a los que hay que sumar 2.000 metros más de lámina de agua. El proyecto permitirá crear una especie de pequeño club náutico y supondrá un ahorro de costes para la Autoridad Portuaria que no se tendrá que encargar de su mantenimiento.

El vicepresidente de la Autoridad Portuaria ha avanzado también que se ha adjudicado la redacción del proyecto del tinglado número 5 por importe de 37.000 euros y un plazo de ejecución de cinco meses. Entre otros proyectos, se encuentra también en licitación la mejora del aparcamiento de la estación marítima y de las puertas del Cargadero.

Además de contratarse a ocho policías portuarios por un período de tres meses con motivo de la Operación Paso del Estrecho, el Consejo de Administración ha dado el visto bueno a la concesión administrativa de un local de 705 metros en el puerto deportivo, el que ocupaba el Gran Casino de Melilla.

Por lo que respecta a las cuentas del año 2018, Quevedo ha detallado que se han aprobado por unanimidad tras presentar un informe “impoluto” de la Intervención General del Estado en el que se cifra en 12,2 millones los ingresos del ente público y en 8,4 los gastos. No obstante, las amortizaciones llevadas a cabo por importe de 6 millones de euros arrojan un resultado negativo total de 860.000 euros.

Vía Cope Melilla